lunes, 25 de abril de 2016

CHINA AMENAZA SECTA TERRORISTA








MUNDODOMINGO 24 DE ABRIL 2016

China: las organizaciones religiosas deberán obedecer al Partido Comunista

En una conferencia ante la cúpula del partido el presidente Xi Jinping llamó a "guardarse de influencias extranjeras por medio de la religión"

En China hay cientos de millones de musulmanes, cristianos y budistas, entre otras religiones
En China hay cientos de millones de musulmanes, cristianos y budistas, entre otras religionesCrédito: BBC

El presidente chino Xi Jinping reforzó el férreo control que el Partido Comunista mantiene sobre las organizaciones religiosas y llamó a cuidarse de influencias extranjeras escondidas en la religión durante una conferencia el sábado.
"Los grupos religiosos deben adherir al liderazgo del Partido Comunista de China", dijo el presidente a altos mandos del partido único en un evento de dos días, señaló la agencia de noticias Xinhua.
El mandatario también especificó que los miembros del partido deben ser unos "inquebrantables ateos marxistas", y "guardarse mucho de las influencias extranjeras que llegan por medio de la religión".
En China viven cientos de millones de budistas, cristianos y musulmanes, religiones que el Partido Comunista reconoce e intenta "guiar". Pero también hay muchas organizaciones religiosas no oficiales que son fuertemente reprimidas.
El presidente chino Xi Jinping llamó a los miembros del partido a ser "inquebrantables ateos marxistas"
Desde que Xi Jinping llegó al poder en 2012, el régimen adoptó una línea más dura respecto a la sociedad civil y las religiones.
En la provincia de Zhejiang, en el este, las autoridades demolieron en los últimos años varias iglesias y retiraron crucifijos en una campaña que afectó a cientos de parroquias, según grupos defensores de los derechos humanos.
En Xinjiang, en el oeste, de mayoría musulmana, fuentes locales afirman que hay un control más estricto sobre la práctica del ayuno durante el mes del Ramadán. En la región hay grupos terroristas islámicos activos y la represión gubernamental es también muy fuerte.
LEA MÁS
En los años 1970 y tras el fracaso de la Revolución Cultural, Pekín dejó de intentar erradicar la religión organizada, y optó por controlar la práctica religiosa a través de los templos, iglesias y mezquitas autorizados, que propagan un discurso que mezcla teología con retórica comunista.

Ver más:


 ,

AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada