miércoles, 22 de octubre de 2014

Habaneros buscan alivio espiritual


Para muchos habaneros, el aprendizaje de prácticas ancestrales constituye una especie de viaje en busca de alivio espiritual. Ivette Pacheco nos trae un reportaje sobre el tema, que incluye declaraciones recogidas en la capital cubana por...
MARTINOTICIAS.COM

Presentan menos obras de teatro en festival cubano


En la edición de este año del Festival Nacional de Teatro en Cuba se presentaron menos obras. La periodista independiente Marta Hernández González recogió reacciones entre los participantes.
MARTINOTICIAS.COM

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


1895 -
- Principio de la Invasión Libertadora de Oriente a Occidente.
Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 597-598 nos describe los acontecimientos del 22 de octubre de 1895 en la Historia de Cuba:
   “Desde muy al principio de la insurrección iniciada en febrero de 1895 se había convenido por sus jefes en la necesidad de conducir las armas libertadoras de Oriente a Occidente, de un extremo a otro del país. Se comprendía que era de una importancia excepcional la realización de tal proyecto, por los defensores de la independencia alentado en la Guerra Grande. En 1895 se discurrió con insistencia sobre la urgencia de que los libertadores armados en la parte oriental de la Isla auxiliasen con su presencia a los de las comarcas occidentales, sujetos al enorme aparato represivo montado en La Habana. Con buen juicio fue acordado iniciar la Invasión en el mes de octubre, para aprovechar las ventajas de la estación y para sorprender a los españoles entregados de lleno a las tareas de la zafra.
   “Baraguá, el mismo lugar en que diecisiete años atrás, en diálogo inolvidable con el general Arsenio Martínez de Campos, había formulado el general Antonio Maceo su protesta contra una paz sin gloria para el cubano, fue, en el momento de organizar el contingente invasor, el punto de cita de los patriotas. En el campamento de Baraguá se agregó al Lugarteniente General del Ejército Libertador el Consejo de Gobierno de la República, proclamada en Jimaguayú. El alto personal del Estado, constituido en los campos de Cuba, quiso presenciar los primeros pasos de la temeraria empresa iniciada en Baraguá.
   “"El día 22 de octubre -narró el general José Miró- partió de Baraguá la columna expedicionaria, tomando el camino de Holguín por la margen derecha del Cauto, vía que no recorrían los españoles y la más breve para llegar sin obstáculo al territorio de Camagüey. Si el general Martínez Campos estaba prevenido, como era de esperarse, contra los intentos del jefe cubano, le sería muy difícil llevar a cabo cualquier operación estratégica sobre la línea divisoria del departamento oriental, en atención a la larga distancia que necesariamente tendría que salvar la columna que saliera de Holguín, acto indispensable para el buen éxito de la operación."
   “La primera marcha de las huestes invasoras fue penosísima. Las ventajas de la temporada de la seca no podían disfrutarse aun. La tropa cubana tuvo aquel día, el 22 de octubre de 1895, que recorrer la ruta de Baraguá a Júcaro sobre terrenos anegadizos y bajo recios aguaceros. No se hallaba todavía definitivamente organizada la columna que había de avanzar, guiada por el Sol, en busca del nuevo Ayacucho. Fue al cabo de varias caminatas y de poco más de una semana, en el vivaque de Mala Noche, cuando ese cuerpo de ejército quedó disciplinado y listo para la hazaña, cuyo principio, con todo, estaba consumado desde el instante en que el general Antonio Maceo abandonó el campamento de Baraguá.”

BOMBARDEO DE ARTEMISA

POR: GUIJE CUBA


1896 -
- Bombardeada Artemisa, centro de operaciones del ejército español en esa zona de Pinar del Río, por las fuerzas del general Antonio Maceo.

PESCANDO INVERSIONISTAS INGENUOS

El Gobierno prepara una cartera de proyectos para cazar inversionistas en la Feria de La Habana

Archivado en: 
El portafolio 'es útil al capital extranjero para tomar decisiones', dice Rodrigo Malmierca. 'Brinda información bastante detallada, de tipo económico y técnico'.
El Gobierno presentará a los participantes en la próxima Feria Internacional de La Habana, del 2 al 8 de noviembre, una cartera de proyectos con la que busca atraer inversiones extranjeras a la Isla, reporta la AFP.
Está previsto que a la Feria asistan unas 2.000 empresas de 60 países, anunciaron este miércoles los organizadores.
"Esta cartera, que es la primera que elaboramos, identifica un grupo grande de proyectos, y no solo los identifica, sino que brinda información bastante detallada, de tipo económico y técnico", declaró a la televisión cubana el ministro de Comercio y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.
Este portafolio de negocios "es útil al capital extranjero para tomar decisiones", y en su conformación se realizaron "en muchos casos estudios de factibilidad", añadió el ministro.
A la Feria, la principal bolsa comercial de Cuba y la más importante del Caribe, asistirán empresas de Venezuela, China, Rusia, México, Suiza, Canadá, Holanda, Uruguay y España, entre otros, y "360 entidades cubanas", según el comité organizador.
La Habana también intentará "vender" a los empresarios extranjeros la zona franca del nuevo megapuerto de Mariel, que absorberá el tráfico de carga del puerto de La Habana.
El Gobierno puso en vigor en junio una nueva Ley de Inversión Extranjera en busca de capitales como último recurso para impulsar el desarrollo de la economía de la Isla, que no logra despegar pese a las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro.
La economía cubana logró un magro crecimiento de 0,6% en el primer semestre del año, y necesita "de 2.000 a 2.500 millones de dólares anuales de inversión extranjera directa" para despegar, según dijo en mayo el vicepresidente Marino Murillo, a cargo de las reformas y quien asumió en septiembre como nuevo ministro de Economía.

Ministro de Cultura: Artistas exiliados podrán regresar 'siempre que no ignoren su compromiso' con el régimen

Ministro de Cultura: Artistas exiliados podrán regresar 'siempre que no ignoren su compromiso' con el régimen

Archivado en:
'A noventa millas está la mayor potencia de todos los tiempos. Esa potencia nos bloquea, pretende aislarnos. No se pueden ignorar esos efectos', dice Julián González.
El ministro de Cultura Julián González Toledo aseguró este miércoles que el Gobierno recibirá "con los brazos abiertos" a los artistas exiliados que regresen a la Isla, "siempre" que "no ignoren su compromiso" con el régimen.
"Los recibimos con los brazos abiertos, siempre que no renuncien al espíritu de este pueblo y no ignoren su compromiso, de más de medio siglo, por alcanzar la mayor justicia social posible. A noventa millas está la mayor potencia económica y militar de todos los tiempos. Esa potencia nos bloquea, pretende aislarnos. No se pueden ignorar esos efectos", señaló González en una entrevista en el portal oficialista CubaSí.
Pese al condicionamiento político, el ministro insistió en calificar la política del régimen de "inclusiva" e indicó que "no pocos creadores abandonaron el país por razones económicas o personales".
"Más allá del derecho de regresar que tienen como ciudadanos, también pueden acceder a los espacios culturales. Hay algunos ejemplos. Han vuelto a cantar, a actuar para su público, para recibir el aliento de la nación", dijo.
En los últimos meses, artistas como Issac Delgado, Descemer Bueno y El Médico de la Salsa han regresado a vivir a la Isla. Delgado incluso ha participado en numerosos actos políticos y Bueno hizo el ridículo, recientemente, al relacionar la falta de jugo de frutas con el embargo de Estados Unidos.
En otro orden de asuntos, Julián González afirmó que el embargo "afecta tremendamente" a la cultura cubana, "aunque no se hable mucho de eso".
"Comencemos con algo tan elemental como los instrumentos de música, el equipamiento de los teatros, el material escolar para la enseñanza artística", consideró.

Castro, el ébola y 'The New York Times'

Castro, el ébola y 'The New York Times'

'Denunciar a Fidel por lo que es realmente: un títere del 'establishment', un instrumento de la política colonial, un lacayo del imperialismo, otra máscara de la penetración ideológica.'
Por si quedaban dudas, los últimos dos bombazos de The New York Timesdejaron claro quiénes son los verdaderos enemigos del pueblo cubano. También en eso Fidel "tiene toda la razón". Solo la disidencia no se da cuenta de que… ¡se trata de los yanquis, idiotas! El programa de la oposición adolece de un gravísimo déficit: el antiguo, mañoso, indispensable antiamericanismo.
La disidencia no se ha enterado de que el enemigo de la sociedad civil cubana es el establishment liberal gringo, no Fidel Castro. Cuando aprenda a ver a Fidel como una creación del imaginario norteamericano podrá dirigir sus esfuerzos en la dirección correcta; cuando entienda que Fidel gobierna por y para los yanquis, y que en momentos de crisis —Girón, Elián, Mariel, Ébola— actúa desde dentro del Sistema, con más autoridad e influencia que un senador o un representante.
En lo que respecta a la política interna norteamericana, Cuba tiene más peso que Puerto Rico o Hawai. Su situación de facto es la de un Estado Libre Asociado, aunque  en realidad esté más cerca de ser una colonia. Las funciones de Castro son las de un gobernador y Capitán General (ahora también Surgeon General) cuyo mandato excede hoy el de cualquier político cubanoamericano.
Al enfrentarnos a Fidel encaramos a un espejismo, un gigante español que aparece como un molino de viento. Sin embargo, el engranaje que sostiene esa fantasmagoría, el motor que le da cranque al gigante, es el complejo político-cultural gringo. Si queremos ver resultados debemos atacar el engranaje, no al gigante. Denunciar a Fidel por lo que es realmente: un títere del establishment, un instrumento de la política colonial, un lacayo del imperialismo, otra máscara de la penetración ideológica.
¿Qué cubano no se sintió penetrado ideológicamente por los editoriales de The New York Times? ¿Hacen falta más pruebas de la capacidad penetradora, invasora e injerencista de un periódico gringo? Somos nosotros y no su socio quienes deberíamos levantar cartelones a las puertas de la Pequeña Habana: "¡Señores editorialistas del New York Times, les tenemos más miedo que a Fidel Castro!"
Los últimos que entendieron el asunto correctamente fueron aquellos dulces guerreros traicionados que hoy llegan al fin de sus días en el más total abandono, los luchadores de las brigadas de asalto, los saboteadores y comecandelas de la época heroica. Ellos le viraron los cañones a los gringos. Pero la nueva oposición no está en condiciones de asumir la lucha en los términos del antimperialismo, acaso por haber  sido educada dentro de un programa diversionista que le hizo ver el conflicto como diferendo. He ahí el engañabobos: una oposición entrenada en no embestir al enemigo, programada para no ofender al contrincante.
Un virus a la medida de Robin Hood
Hace poco supimos de un pelotón de espías castristas que se hacía pasar por una cátedra de académicos. ¿Necesitábamos esa mala noticia para saber que el castrismo es asignatura de cualquier currículo, o aún peor, que es parte de la praxis docente y la visión escolástica del mundo? Lo que revelan los recientes editoriales de The New York Times no es más que la presencia profunda del castrismo, su irrupción en los programas posgraduados, la popularización de sus tergiversaciones.
Pero el castrismo es mucho más que un simple caso de infiltración y espionaje: opera desde adentro, es un bodysnatcher, un zombi filosófico metido en el cuerpo de un millón de egresados de la Liga Ivy. Ana Belén Montes, producto de John Hopkins University, no era un elemento foráneo en el cerebro de la Central de Inteligencia, sino otra chica idealista que pudo haber aterrizado en la redacción de un gran periódico. Si el caso de los "Cinco Espías" es indicativo de la familiaridad con que el estamento intelectual yanqui trata al fidelismo en su aspecto delictivo, entonces debemos asumir la existencia de un ejército de Anas Belén marchando a ciegas, con los brazos al frente, hacia un futuro totalitario.
The New York Times es castrista y siempre lo fue (me resulta difícil, y hasta engorroso, explicárselo a un buen amigo americano que compartió conmigo el enlace de los editoriales). En 1957 envió a Herbert Matthews, un veterano de la Guerra Civil Española, simpatizante de los comunistas, a resucitar a un forajido que el ejército constitucional había dado por muerto. Su versión de Fidel Castro, su creación de un Robin Hood en fatigues, es la causa eficiente del castrismo, y no los excesos del batistato. La incapacidad de Fulgencio Batista para imponerse al espectro que enciende un tabaco en la foto borrosa de Matthews, determinó su suerte y el destino de la República. Hoy sabemos que la batalla por Cuba se perdió en la redacción de The New York Times.
Cincuenta y siete años más tarde, Robin Hood se enfrenta al ébola. Si es cierto que Castro fue creado por los magos del Departamento de Estado y mantenido magnánimamente por 11 presidentes norteamericanos, entonces el brote de ébola debe ser falso, la perfecta epidemia fabricada por la administración Obama con el único propósito de que Raúl Castro despache un contingente de médicos: La Habana bien vale una plaga.

“Impotencia” del joven cubano

“Impotencia” del joven cubano

El uso de la Viagra se ha vuelto popular entre los jóvenes de la isla. ¿Es sólo una moda más o habrá alcanzado la impotencia niveles patológicos?

Viagra (Foto del autor)
Viagra (Foto del autor)
LA HABANA, Cuba. –Siempre se ha dicho que en Cuba, con el calor y las pocas opciones recreativas, los jóvenes terminan entregando su tiempo libre a lo único que se puede hacer todavía en la isla, sin mayores ataduras: el sexo. Al ser tan frecuentes estas prácticas, ellos van buscando variantes, nuevas formas para evitar la monotonía. La más reciente, que se ha vuelto muy popular, es el uso de la Viagra.
La mayoría de estos jóvenes consume el Citrato de Sildenafilo (Viagra) sin presentar disfunción eréctil, buscan sólo prolongar el acto sexual. Por lo tanto, deben adquirir estas pastillas en el mercado negro. La forma legal de hacerlo es a través de una receta médica. Según un entrevistado de 27 años que prefirió el anonimato, la Viagra de 100 mg se vende en la calle a 1 dólar con 25 centavos la pastilla.
“Las pastillas le vuelan a los vendedores, a cada rato se ven personas llamándolos para comprar. La mayoría son viejos”, añadió el joven. Recientemente Cubanet publicó un reportaje al respecto, titulado La venta ilegal de medicamentos en Guantánamo.
Sin embargo, tal práctica conlleva riesgos para la salud. Debido al uso innecesario de los que la consumen, muchos de ellos terminan acudiendo al hospital por hipertensión arterial, uno de los posibles efectos secundarios.
“La tomé por embullo de un amigo y terminé en el hospital con la presión arterial por los cielos, tenía la máxima en 200, casi me reviento”, cuenta Alejandro Corrales, con cara de no volver a repetirlo.
Lo cierto es que los jóvenes cubanos hoy día prefieren poner en riesgo su salud, con tal de mantener una actividad sexual constante y duradera, y de esta forma evaden la frustración y el aburrimiento que la cotidianidad les ofrece.

Grave falta de agua en Santa Clara

Grave falta de agua en Santa Clara

El Poder Popular reconoce que poco o nada puede hacer. Y el jefe de acueductos le echa la culpa al que mantiene las cañerías y Salud Pública pide apoyo en la lucha contra el dengue y el cólera

agua-en-CubaSANTA CLARA, Cuba. — La capital de Villaclara, aquejada de dengue y cólera, sigue con falta de agua. El Poder Popular reconoce que poco o nada puede hacer. Y el jefe de acueductos le echa la culpa al que mantiene las cañerías.
García Cabrera, Secretaria de la Asamblea Municipal de Santa Clara, afirmó que se cumplió con el 58 por ciento de problemas planteados por la población. Y que, el resto, no tiene solución. Y ahí, entra la falta de agua, que viene golpeando a la ciudad desde hace meses o peor desde hace años.
El problema de la falta del agua en Santa Clara es tan crítico, que el Director de la Empresa Municipal de Acueducto y Alcantarillados, se vio obligado a dar la cara a los vecinos. Por primera vez se apareció en la Asamblea de Rendición de cuentas, pero pretendió quitarse de arriba “la falta de agua” conque su Empresa tiene que ver con la distribución del agua y no con el mal estado de las redes, que las tuberías rotas, corresponden a la Empresa de la Construcción ECOI 25.
El caso es que la población sigue sin agua. O con un poco de agua al día. Y lo que llega a las casas es un chorrito que no sube a la ducha. Y a los que inventan para ampliar el diámetro de sus tuberías de entrada, les cae arriba el peso de la Ley.
A Blanca Rodríguez Romero, vecina del reparto Brisas del Oeste, le impusieron dos multas en menos de un mes, por una cometida ilegal para llevar agua a su casa. Y eso que, donde reside, casi todo el mundo tiene chivo (cometidas ilegales), que se saca de la tubería que corre por la calle.
Rosa, que vive en el edificio 2, de Brisas del Oeste, dijo a Cubanet que la falta del preciado líquido en su reparto es crítica, no hay agua desde hace dos meses y cuando la ponen nunca llega al quinto piso”.
La falta de agua es un problema grave. Más cuando la ciudad de más 200 mil habitantes está  siendo atacada por el dengue y el cólera. Los funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) del municipio, reconocieron que están solos en la batalla contra estás epidemias y solicitaron el apoyo de la población.
Pero la población ya está cansada de promesas incumplidas. En, la noche del 20 de octubre, en la Asamblea de la circunscripción 115, del reparto Brisas del Oeste, la asistencia de vecinos no superaba el 20 por ciento. Muchos de ellos plantean que “no les interesa asistir porque todo es una mentira

Las reformas como Ruperto

Las reformas como Ruperto

El anciano Ruperto –con su gorra bolchevique– por un pelotazo en la cabeza, da dos pasos adelantes y dos atrás

photo
Como secuela de un traumatismo, Ruperto, pasó 25 años en coma. Luego que despertó, hay que explicarle todo lo que ha cambiado en Cuba, casi siempre para peor
LA HABANA, Cuba. — En “Vivir del cuento”, uno de los programas más populares de la TV cubana, personajes disparatados y algo cínicos, buscan modos –generalmente ilegales- de aliviar el agobio cotidiano que significa la subsistencia en un barrio habanero, permanentemente vigilados por Facundo, “el factor de la comunidad” (léase el chivatón), quien también comete sus deslices.
Por sus bocadillos no tan desatinados como parecen y que aluden a aspectos de la situación nacional, las palmas se las lleva el personaje de Pánfilo, convincentemente interpretado por el joven actor Luis Silva. Pero desde hace unos meses, se ha incorporado al elenco un nuevo personaje, que por su simbolismo se las trae: Ruperto.
Es interpretado por el excelente actor Omar Franco, que se inició en el humor en los años 90 y que luego ha hecho una fructífera carrera dramática.
Ruperto, tocado con una gorra bolchevique, es un anciano que producto de un pelotazo en la cabeza, recibido en 1989, pasó 25 años en coma. Producto de ello, luego que despertó, hay que explicarle constantemente todo lo que ha cambiado en Cuba –casi siempre para peor- en el último cuarto de siglo en que permaneció sin conciencia.
Como secuela del traumatismo, Ruperto, cuando camina, da dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás.
No puedo evitar –y supongo que a muchos televidentes les ocurra lo mismo- que el modo de caminar de Ruperto me recuerde la lenta marcha de las reformas raulistas, que no lo son y que ni siquiera se atreven a calificarlas de tales, sino “actualización del modelo económico”. Algo que tampoco es en realidad esa mezcolanza de mercantilismo medieval y capitalismo corporativista-monopólico de Estado en la que se ha convertido el socialismo castrista.
photo (21)
Vivir del cuento satiriza el diario vivir de los cubanos
Me llama la atención cómo se devanan los sesos los cubanólogos que tratan de interpretar la significación del regreso de Marino Murillo, luego de unos años, al puesto de ministro de Economía y Planificación en sustitución de Adel Izquierdo. No entiendo por qué se afanan vanamente en ver al obeso Murillo como un reformista a lo Deng Xiao Ping o Gorbachov
Como ministro, Murillo, que se declara partidario de la planificación estatal centralizada, las cooperativas y de frenar la formación de una clase media fuerte, hará tanto como hizo cuando estaba encargado de la implementación de los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista: poco y a paso de tortuga.
En realidad, no hay por qué esperar más de Murillo. Teniendo detrás a jurásicos retranqueros ultra-ortodoxos que no cambian un ápice por mucho que hayan fallado sus concepciones de hace más de medio siglo, y por delante a una resistente mafia de burócratas corruptos atrincherados en los ministerios, dispuestos a no perder un centavo de sus ganancias, es bien poco lo que se puede hacer. Si acaso, poner nuevos parches, dar en la Asamblea Nacional extensas y enrevesadas explicaciones económicas que pocos entienden y en las que lo menos importante es el bienestar de la población. E ir tirando en el cargo, hasta que lo sustituyan.
Para que la economía cubana salga del marasmo en que se encuentra, Murillo, el tecnócrata que lo reemplace o quien sea, debe olvidarse de la planificación centralizada, liberar las fuerzas productivas y ceder mayores espacios a la empresa privada. O sea, hacer reformas económicas de verdad. No poner curitas. No hay otra forma. Lo otro, es dar uno o dos pasitos hacia delante y uno o dos hacia atrás. Como Ruperto.
luicino2012@gmail.com