martes, 2 de septiembre de 2014

¿COMO?

La Habana condena el terrorismo del Estado Islámico, pero responsabiliza a EEUU

Archivado en: 
El origen es la 'intervención de Washington y sus aliados de la OTAN, verdaderos responsables del caos y la destrucción', dice la embajadora del régimen ante Ginebra.
El régimen de La Habana condenó este lunes "enérgicamente" los actos terroristas del Estado Islámico contra la población civil iraquí, pero responsabilizó a Estados Unidos de la situación en la región.
Durante una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos sobre Irak, la embajadora cubana ante Ginebra, Anayansi Rodríguez, "repudió los ataques indiscriminados a centros urbanos y las masacres contra la población civil", informó la agencia oficial Prensa Latina.
Rodríguez expresó que La Habana "sigue con suma preocupación la situación en Irak y la región del Medio Oriente, cuyas causas tienen su origen en la injustificada intervención de Washington y sus aliados de la OTAN, verdaderos responsables del caos y la destrucción".
"Lo que allí ocurre es el producto de la política seguida durante los años de ocupación", denunció la diplomática cubana. Añadió que "la situación es una prueba de que los bombardeos no pueden ser la solución de los conflictos".
1.420 muertos; 1,5 millones de desplazados
La ONU aprobó este lunes enviar de manera urgente una misión investigadora de derechos humanos a Irak para que establezca los hechos relacionados con los crímenes perpetrados por el movimiento yihadista Estado Islámico, que controla importantes partes del norte del país.
Esta decisión consta en una resolución adoptada por consenso al término de una sesión de emergencia del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, informa EFE.
La resolución condena "en los términos más contundentes las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario como resultado de los actos terroristas del EI y otros grupos asociados a él".
La alta comisionada adjunta para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, denunció durante la sesión que los actos de ese grupo extremista pueden considerarse crímenes contra la humanidad.
Hizo también referencia explícita a bombardeos indiscriminados de zonas civiles por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes, lo que asimismo puede constituir crímenes de guerra.
Sin embargo, conforme a la decisión del Consejo, la misión investigadora centrará su trabajo en los hechos ocurridos desde el pasado 10 de junio y de los que el EI es responsable.
Solo este año, la violencia armada ha provocado el desplazamiento forzado de 1,5 millones de personas en Irak, de las cuales 850.000 huyeron únicamente al pasado mes de agosto, según datos de los organismos especializados de la ONU. La gran mayoría de los desplazados han huido a la región autónoma iraquí del Kurdistán.
El ejército iraquí y las tropas kurdas retomaron este lunes el control de la ciudad septentrional de Suleiman Bek, ocupada durante dos meses por el Estado Islámico, tras un mes de agosto en el que murieron 1.420 personas por la violencia, según cifras de la ONU.

Un segundo gimnasta escapa en Canadá de la selección nacional

Un segundo gimnasta escapa en Canadá de la selección nacional

Se trata de Luis Alberto Oquendo Enríquez, según su compañero de equipo, Ernesto Vila Sarría, quien llegó a Miami.
Un segundo gimnasta escapó del equipo cubano que participó en un torneo en Toronto, informa el canal América TeVé citando a Ernesto Vila Sarría, quien era considerado una de las principales promesas de ese deporte en la Isla y llegó el domingo a Miami.
Vila, campeón en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2010 en la categoría manos libres, dijo que el otro integrante de la selección nacional que se fugó en Canadá es Luis Alberto Oquendo Enríquez.
El equipo cubano había viajado a Toronto para participar en un campeonato de gimnasia, clasificatorio para los Panamericanos de 2015. Vila ni siquiera llegó a competir.
"Legamos el lunes 26 a las 12:30 al hotel y a la 1:00 yo me fui", dijo en declaraciones a América TeVé.
El joven, a quien medios de prensa oficiales describieron en año pasado como el mejor gimnasta del momento en Cuba, estuvo varios días escondido en casa de un amigo en Canadá, antes de cruzar la frontera con Estados Unidos por la zona de las Cataratas del Niagara.
Aprovechó el único viaje internacional hecho este año por el equipo de gimnasia cubano.
"Vine en busca de un mejor futuro", dijo Vila, de 20 años. Añadió que espera que en Estados Unidos se le abran las puertas para "ir a campeonatos mundiales, juegos olímpicos, y competencias a las que no iba a poder ir" en la Isla, donde la gimnasia está en declive desde hace años.
Según el canal miamense, Vila ya se reunió en Miami con uno de sus ídolos, el cubano Danell Leyva, quien compitió con el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Londres, en el año 2012, y gano una medalla de bronce.
El equipo masculino cubano que participó en el torneo de Canadá quedó en tercer puesto.

Llega a Miami promesa de la gimnasia cubana que se fugó en Canadá

'Lo bueno empieza ahora'

'Lo bueno empieza ahora'

Radio DDC comienza hoy con 'Akústica FM', un programa quincenal de música cubana dirigido por René Espí, dedicado a todos los amantes del buen ritmo.

Aumentan intercepciones de cubanos en el estrecho de la Florida

Aumentan intercepciones de cubanos en el estrecho de la Florida


 
 

La embarcación del Servicio de Guardacostas de EEUU, Legare, durante una misión, en esta imagen de archivo. Sesenta y dos cubanos fueron repatriados a la isla la semana pasada, según informó la Guardia Costera de los Estados Unidos en un comunicado publicado el sábado.
La embarcación del Servicio de Guardacostas de EEUU, Legare, durante una misión, en esta imagen de archivo. Sesenta y dos cubanos fueron repatriados a la isla la semana pasada, según informó la Guardia Costera de los Estados Unidos en un comunicado publicado el sábado. 
GUARDIA COSTERA DE EEUU

NGAMEZTORRES@ELNUEVOHERALD.COM


Sesenta y dos cubanos fueron repatriados a la isla la semana pasada, según informó la Guardia Costera de los Estados Unidos en un comunicado publicado el sábado.
Los cubanos fueron interceptados a bordo de “embarcaciones rústicas” en tres operaciones conjuntas de la Guardia Costera y el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras en el estrecho de la Florida. El comunicado describe las embarcaciones como “carentes de condiciones para navegar en el mar”.
Pese a que estos cubanos no vieron cumplidos sus sueños de arribar a Estados Unidos, tuvieron más suerte que dos cubanos que fallecieron, de un grupo de 17 que fueron rescatados el domingo en el puerto de Progreso, Yucatán, según confirmó a el Nuevo Herald la oficina de la Secretaría de la Marina Armada de México.
La Secretaría dijo no tener todavía los nombres de los fallecidos.
Aunque no se compara con los cubanos que están arribando a la frontera con México, el número de cubanos que continúa intentando llegar a las costas de la Florida, muchos a bordo de balsas y frágiles embarcaciones, ha tenido un discreto aumento desde el 2012. Y ello pese a la vigencia de la política de “pies secos, pies mojados”, adoptada por el gobierno de EEUU como respuesta al éxodo de 1994, por la cual los cubanos que llegan a territorio estadounidense son admitidos, pero los que son interceptados en el mar son devueltos a Cuba.
En el año fiscal 2014, la Guardia Costera estima que 3,326 cubanos habrían intentado llegar a los Estados Unidos por vía marítima. De ellos solo 1,561 fueron interceptados según cifras oficiales actualizadas en julio—204 casos más que en el año fiscal 2013. El resto habría desembarcado o habría logrado evitar a la Guardia Costera.
Pero muchos cubanos, sobre todo los que parten de las provincias orientales y la costa sur de la isla, intentan llegar también a las costas mexicanas o centroamericanas y de ahí continuar por tierra el viaje hacia EEUU. En julio, el diario hondureño La Tribuna había reportado el ingreso de 310 cubanos por vía marítima en lo que iba del año, de acuerdo con cifras de la Fuerza Naval de ese país.
Algunos también llegan a las Islas Cayman, donde las autoridades calculan que, alrededor de 244 cubanos han pasado a través de sus fronteras y 76 han sido repatriados, según estimados del Departamento de Emigración. Las autoridades de Islas Caimán pueden permitir a los cubanos que continúen su viaje si sus embarcaciones son seguras, pero si éstas no lo son, pueden ser detenidos y devueltos a Cuba. El jueves pasado una embarcación de madera que había llegado a Caimán Brac continuó viaje hacia Centroamérica con 40 cubanos a bordo, según informó la Agencia de Noticias de Caimán.
En 2012, Cuba aprobó una reforma migratoria que flexibiliza los trámites de viaje para muchos cubanos, pero los costos de pasaporte, pasaje, así como la obtención de visas son todavía fuertes impedimentos para una mayoría que vive de salarios estatales de 20 dólares al mes. Por su parte, muchos países latinoamericanos han aumentado los requerimientos para la expedición de visas a ciudadanos cubanos.
El potencial migratorio en la isla sigue siendo considerable tras los escasos resultados económicos y políticos de la reforma emprendida por el gobierno de Raúl Castro en 2008.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/09/02/1833457/aumentan-intercepciones-de-cubanos.html#storylink=cpy

Ex boxeador cubano pide una segunda oportunidad a la vida

Ex boxeador cubano pide una segunda oportunidad a la vida


 

JEBRO@ELNUEVOHERALD.COM


Dicen en el boxeo que el golpe que te derriba es aquel que no ves venir y Mauricio Rodríguez Mireles nunca imaginó que la vida le fuera a dar un puñetazo tan fuerte como el de pasar más de 20 años en prisión, cinco de ellos en extrema seguridad, por mantener su palabra de hombre.
Como el personaje del filme “Nido de Ratas’’ protagonizado por Marlon Brando sobre la vida de un pugilista que echó su carrera por la borda, Rodríguez pudo haber sido alguien en el ring, pero eligió un camino que le llevó a “convivir con el peligro cada día y a ver los cadáveres pasar, porque todos los días muere alguien en la penitenciaría y nadie se entera’’.
Después de cumplir una condena de 22 años —ni un día más ni uno menos de los fijados en su sentencia—, Rodríguez ha vuelto a ser un hombre libre desde febrero, aunque ha descubierto que esa libertad viene con la marca de ser un ex convicto al que nadie le ofrece trabajo y al que todo el mundo mira por encima del hombro.
Rodríguez no se queja, pero la historia ha sido muy distinta a la que tenía en mente desde aquel día de mayo de 1980, cuando se presentó a las autoridades cubanas alegando que era un homosexual con todas las de la ley para que lo montaran en un barco rumbo a Miami.
“Yo nunca he soportado la opresión y por eso cuando me enteré de lo de la Embajada del Perú fui para allá, pero ya era demasiado tarde. La habían cerrado’’, recordó Rodríguez. “Luego me dijeron que estaban dejando salir a los criminales, los locos y los homosexuales. Así que hice mi mejor esfuerzo en parecer un amanerado, lo que me costó un trabajo muy grande. Yo practicaba y practicaba, y no me salía’’.
No podía ser de otra manera, porque después de todo Rodríguez, por entonces de 21 años, había crecido educado en ese código de hombría cubana, entre peleas callejeras en su natal Guanajay y combates amateurs por todo el país, al punto que en cierto momento llegó a integrar la preselección nacional de la isla, con posibilidades de ubicarse entre los mejores de la famosa Escuela cubana de Boxeo.
Así que el macho redomado se tragó su orgullo e intentó pasar por homosexual ante la risa de los miembros de la Seguridad de Estado que no le creían la mentira, hasta que por cansancio lo dejaron montarse en una embarcación rumbo a Miami el 27 de mayo.
“Ese fue un día inolvidable, pues por un lado me sentía feliz de escapar, pero por el otro dejaba todo mi mundo atrás, mi familia, mi carrera’’, apuntó Rodríguez. “Llegamos de noche a Cayo Hueso. Allí me tuvieron 45 días en un refugio provisional y luego me enviaron para Pennsylvania antes de recalar de manera definitiva en Tampa. Allí, finalmente, pude comenzar a boxear y pensé que lo peor había terminado’’.
Por aquellos tiempos los deportistas de nivel no escapaban como hoy y de la llamada “Generación de Boxeadores del Mariel’’ ninguno llego a un título del mundo, ni siquiera a un alto reconocimiento. El negocio de los encordados era difícil, dominado por intereses turbios y la época tampoco ayudaba.
Como amateur, Rodríguez ganó los Guantes de Oro de la Florida y en abril del 81 debutó como profesional al derrotar por nocaut a James Averitt en la primera de sus 36 victorias y el primer de sus 14 KO, con tres derrotas.
De pronto, el nombre de Rodríguez comenzaba a notar, especialmente tras ganar un título continental que le acercaba de alguna forma a un choque contra el legendario guerrero mexicano Julio César Chávez Jr o el campeón Ray “Boom Boom’’ Manzini.
El cubano, sin embargo, se desesperaba por lo poco que ganaba en sus enfrentamientos y la certeza de que esa gran pelea por una faja del mundo nunca se concretaría, por eso comenzó a alejarse de los cuadriláteros y a poner su atención en otra cosa.
“¿Quién sabe lo que hubiese sucedido si Mauricio hubiera aguantado un poco más, porque tenía talento para alcanzar algunas cosas?’’, rememoró Luis De Cubas, quien fuera su promotor por esos tiempos. “Cuando él se enfocaba se convertía en un gran púgil, pero a veces uno se daba cuenta que su mente estaba en otra parte’’.
Es a fines de los 80 que Rodríguez entra en contacto con el mundo de la droga y cuando recibió el primer pago por sus servicios ya no miró atrás. El dinero entraba a borbotones y de manera fácil.
La mayoría de las veces, Rodríguez era el intermediario entre quienes traían la marihuana de Colombia y México y los que la recibían de sus manos en la Florida para distribuirla en todos los Estados Unidos.
“Pensé que era la vía más corta hacia lograr mi sueño de montar un gimnasio y vivir de entrenador’’, explicó Rodríguez. “En aquellos tiempos había tanta gente pegada a la droga y era tanto el dinero que corría. Yo estaba solo, sin familia. Era un joven que pensaba que nunca iba a ser sorprendido’’.
Todo cambió a principios de los 90, cuando el gobierno comenzó a darle batidas a la droga y a Rodríguez le interceptaron una llamada especificando un punto de entrega, donde él tomaría el cargamento y lo entregaría a otras personas.
“La DEA me tomó preso en 1992, me mostró la grabación y ahí se derrumbó todo’’, reveló Rodríguez. “Ellos me pidieron que colaborara, que entregara todos los nombres a cambio de una prisión reducida de cinco años. Yo les dije que no, que era un hombre y no delataría a nadie. En este país, si no cooperas, cumples. Y yo cumplí hasta el último día por no convertirme en chivato’’.
Luego vinieron las prisiones, algunas bastantes leves, otras de máxima seguridad con aislación total y una única hora al día de luz, jornada de estar en guardia todo el tiempo y otras de peleas con cuchillos, hasta que las bandas –afroamericanos, blancos neonazis, mexicanos, de todo tipo- supieron que Rodríguez era un hombre al que era mejor dejarlo solo, a su aire.
En varias ocasiones el gobierno volvió a insistir, a tentarlo para que inculpara a otros, pero Rodríguez no abrió la boca, a pesar de esos otros —que nunca le tendieron una mano en la cárcel— siguen su vida ahora mismo como personas normales, seguros de que el boxeador nunca traicionará el voto de silencio.
“Si no los delaté antes, no lo voy a hacer ahora que tengo 56 años’’, recalcó Rodríguez. “Ya me desgracié yo, así que no vale la pena desgraciar otra familia. Ellos también son padres, hijos, tienen responsabilidades. Con uno que pague la culpa basta’’.
Desde que saliera en libertad a principios de este año, la vida no ha sido fácil para Rodríguez. A donde quiera que va lleva un número, el 03072018, que lo identifica como un ex convicto y ante el cual los empleadores se repliegan como si se tratara de un estigma.
Solo es ahora que De Cubas le está proporcionando trabajo como entrenador, porque Rodríguez nunca olvidó como lanzar un golpe o como evitar los del contrario, y mucho más durante esas dos décadas a la sombra de las rejas.
“Como boxeador no pude llegar a nada, veremos si como entrenador puedo ayudar a la sociedad y enseñarles a los jóvenes que el camino fácil no existe’’, agregó Rodríguez, quien vive en Miami con un amigo de Cuba. “Me arrepiento de muchas cosas que hice y si pudiera dar marcha atrás cambiaría el guión de mi vida, pero nunca me arrepentiré de haber pagado un precio alto por mi silencio. A mí nadie me puede señalar con el dedo y acusarme de otra cosa que no sean mis propios errores’’.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/09/02/1833596/ex-boxeador-cubano-pide-una-segunda.html#storylink=cpy

Bahamas no confirma ni niega reclusión de militar cubano

Bahamas no confirma ni niega reclusión de militar cubano

Acorde con el informe presentado por Ricardo Quintana de Televisión Martí, el mayor Abrahantes escapó de Cuba en un barco de vela y fue llevado a las Bahamas.
Mayor del MININT, Ortelio Abrahantes Bacallao.
Mayor del MININT, Ortelio Abrahantes Bacallao.
El ministro de Asuntos Exteriores e Inmigración de las Bahamas, Fred Mitchell, se ha negado a confirmar o desmentir los informes de que un oficial del Ejército cubano está recluido en el Centro de Detención de Carmichael.

Acorde con los informes, el mayor Ortelio Abrahantes fue llevado a las Bahamas en marzo después de que un barco de vela en el que iba a bordo fue interceptado por la Guardia Costera de Estados Unidos.

Abrahantes es un funcionario del Ministerio del Interior, que asegura haber desertado con información que involucra operaciones sensibles llevadas a cabo por el Gobierno comunista cubano.

Las informaciones acerca del oficial castrista se reportaron inicialmente en la red de noticias Televisión Martí, con sede en Miami, hace dos semanas.

En ese momento, el abogado del Sr. Abrahante David Alvarez dijo a los periodistas que su cliente teme la deportación y por la seguridad de su familia en Cuba, ya que se enfrentaría el delito de traición a la patria.

Alvarez afirmó que su cliente no fue entrevistado por funcionarios de inmigración para determinar si era un refugiado político.

Durante el informe, que fue traducido del español, Alvarez explicó que él esperaba traer a Abrahantes a Miami con "un montón de información sobre un montón de temas importantes referentes a Cuba, muchos que creo que serán de interés para el Gobierno estadounidense".
La Tribune pidió a Mitchell el viernes si podía confirmar que Abrahantes se encontraba detenido en el centro de detención y sobre el estado de su deportación.
 
Pero Mitchell respondió: "No, no puedo".

Acorde con el informe presentado por Ricardo Quintana de Televisión Martí, Abrahantes escapó de Cuba en un barco de vela el 24 de marzo, y fue llevado a las Bahamas el 27 de marzo.

Si Abrahantes es deportado será juzgado por un tribunal militar y podría ser ejecutado por un pelotón de fusilamiento o condenado a una larga pena de prisión, según Lara Maya, representante del Movimiento para una Nueva Cuba (MNC).