miércoles, 27 de abril de 2016

Ciudadanos protestan ante una 'recogida' de mendigos violenta en La Habana

MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 25 Abr 2016 - 10:30 pm. | 9

Archivado en
Un momento del forcejeo durante la 'recogida' de mendigos en La Habana. (A. ZAMORA)
Retoman la "recogida" de mendigos en los municipios de Habana Vieja y Centro Habana. Algunos creen que se debe a la filmación de la película Rápido y furioso 8. La "recogida" es ejecutada por policías, con métodos violentos y con guantes de látex. Ciudadanos piden justicia a gritos en el Parque Central.
Al principio la gente miraba expectante un ómnibus rojo y beige que estaba parqueado a un costado del parque, donde no suelen permitir parqueos.
"Ya se habían llevado al primero", cuenta un señor con pulóver a rayas, "estaba bailando con la música que ellos mismos ponen todos los días aquí como si esto fuera cualquier esquina de barrio".
Pero los ánimos se caldearon cuando intentaron llevarse al segundo mendigo de forma violenta.
"El loco estaba ahí sentado y vino la policía, le retorció las manos sin piedad", dice un testigo mientras señala una esquina del Museo de Artes Universales y sigue narrando: "El loco se defendió y empezó el forcejeo. Es gente con problemas mentales, no son perros que puedes coger por una pata y tirarlos para una esquina de cualquier manera".
Los turistas preguntaban y uno de los espectadores señalaba con una mano diciendo: "Para que vean qué linda es Cuba".
Algunos pedían que llamaran a la policía sin saber que uno de los hombres en el suelo era "la policía".
"Claro, es muy difícil de identificar porque no estaba uniformado", dice otra mujer que se sumó al griterío general.
Luego de un forcejeo en el suelo, el policía logró ponerse de pie, arrinconó al mendigo contra la pared y pidió ayuda a otros policías, mientras la gente ya comenzaba a gritarles "suéltalo que lo matas", "abusador", "singao", "batistiano", "fírmalo y súbelo a internet", entre otras palabras de protesta. Un par de desconocidos ya estaban emprendiéndola a manotazos contra el policía antes de que intervinieran otros policías encargados de "la recogida".
La multitud llegó a ser de más de 50 personas que golpearon las ventanillas y que tuvieron que empujar para poder cerrar las puertas del ómnibus.
"Eso es por la película esa, porque desde cuándo aquí se han preocupado tanto por los que no tienen ni qué comer", dice una mujer.
Las personas que son recogidas en calidad de mendigos en La Habana son recluidas en unos albergues habilitados en el municipio Las Guásimas, aunque muchos quedaron diciendo que el destino de ese mendigo iba a ser otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada