domingo, 24 de abril de 2016

El presidente de Costa Rica quiere hablar con el papa sobre la crisis de cubanos y africanos

AGENCIAS | San José | 23 Abr 2016 - 10:50 am. | 0

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. (AFP)
El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo este viernes que la crisis de emigrantes africanos y cubanos que viven su país y Panamá será uno de los temas que tratará en una reunión con el papa Francisco el próximo 27 de mayo, reporta EFE.
"Inexorablemente lo será (tema de conversación con el papa). No creo que esto desaparezca rápidamente y su santidad ha manifestado reiteradamente que su corazón y oraciones están con los migrantes", dijo Solís a los periodistas.
La reunión con el sumo pontífice forma parte de una gira del presidente Solís por Estados Unidos y Europa, que llevará a cabo entre el 19 y el 30 de mayo.
El gobernante recordó que recientemente el papa trasladó al Vaticano a doce emigrantes sirios, lo que a su juicio es una prueba del compromiso de Francisco con el tema.
En la actualidad unos 500 africanos indocumentados se encuentran varados en el lado costarricense de la frontera con Panamá, y piden que las autoridades les permitan seguir su ruta migratoria hacia Estados Unidos.
Nicaragua mantiene cerrada su frontera a emigrantes irregulares desde noviembre pasado, por lo que una oleada de 8.000 cubanos quedó varada entonces en Costa Rica, hasta que en marzo lograron continuar su viaje a Estados Unidos gracias a un operativo aéreo en el que participaron México, El Salvador y Guatemala.
En Panamá están varados ahora unos 3.500 migrantes cubanos a quienes Costa Rica no les permite ingresar a su territorio porque considera que su capacidad para albergarles y brindarles asistencia quedó agotada con la atención a los anteriores.
Las autoridades costarricenses prevén trasladar a los 500 africanos a un centro de detención para emigrantes, donde se les iniciarán procesos de deportación en los casos que corresponda, mientras las mujeres embarazados y niños serán ubicados en un centro de atención especializado.
Costa Rica no descarta una medida humanitaria para que los africanos puedan estar en el país, en caso de que no sea posible deportarles.
"Este es un tema complejo, estructural, que el Gobierno atiende con puntualidad y con calma. Los migrantes están siendo atendidos donde se encuentren y queremos movilizarlos rápidamente a los centros de detención y de atención", declaró Solís.
El mandatario dijo que se reunió con la directora de la UNICEF para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval, a quien le explicó la situación con el fin de contar con el apoyo de ese organismo para proteger a los niños emigrantes.
Los africanos han agudizado la crisis migratoria que viven Panamá y Costa Rica desde noviembre pasado, con los miles de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos por temor a que ese país elimine los beneficios migratorios, sociales y de ciudadanía que les otorga la Ley de Ajuste Cubano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada