miércoles, 4 de mayo de 2016

El Gobierno decreta precios máximos de venta para productos agrícolas seleccionados

DDC | La Habana | 3 Mayo 2016 - 11:18 am. | 1

Archivado en
Productos con precios máximos de venta a la población. (GRANMA)
El Gobierno decretó a partir de este martes el establecimiento de precios máximos de venta a la población para una serie de productos agrícolas seleccionados "de alta demanda", centralizados por el Ministerio de Finanzas y Precios para su comercialización, informa el diario estatal Granma.
La medida —según publica el órgano del PCC— "constituye una protección al consumidor y a los productores agropecuarios, pues asegura estabilidad en los niveles de precios" y da continuidad al conjunto de medidas encaminadas "a aumentar de manera gradual la capacidad de compra del peso cubano".
El pasado 22 de abril el Gobierno anunció una rebaja en los precios de un "grupo de productos seleccionados, sobre todo alimentos", que se venden en las llamadas "Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD)".
Según una nota del Ministerio de Finanzas y Precios la medida buscaba también "incrementar gradualmente la capacidad de compra del peso cubano en el corto plazo". Los nuevos precios fueron publicados también por la prensa oficial.
En su edición de este martes, el periódico señala que previo a "estas decisiones", el Ministerio de la Agricultura desplegó un proceso de discusión con los productores, comercializadores y el sistema empresarial.
La orden de precios máximos de venta a la población para los productos agrícolas seleccionados tiene efecto "a partir de este martes 3 de mayo, para lo cual se han publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba las Resoluciones 157-C y 162 del 2016, del Ministerio de Finanzas y Precios, que establecen varios aspectos".
En estas se establece que "los precios máximos se corresponden con los productos de primera calidad, de acuerdo con las regulaciones vigentes. A los de segunda se les aplica un descuento del 20 % y a los de tercera un 40 %".
En tercer lugar señalan que "los precios tienen en consideración las épocas de cada cultivo: la óptima, donde los rendimientos son superiores; y fuera de esta, en que disminuyen".
Un cuarto aspecto indica que "estos precios se establecen para todos los tipos de mercados agropecuarios, excepto los de Oferta y Demanda, y en el caso de la provincia de La Habana además para los Trabajadores por Cuenta Propia autorizados a ejercer esta actividad".
"De manera excepcional —añade— podrán mantenerse algunos mercados agropecuarios donde a la calidad del Producto se le reconoce un valor agregado en su oferta".
Como última y sexta cuestión dentro de las medidas adoptadas por el Gobierno: "para el resto de los productos agrícolas que se acopian por empresas estatales, con precios no centralizados, se fijan márgenes comerciales que no excedan el 40%, lo cual favorece que no se incrementen excesivamente los precios a la población".
Durante el recién celebrado VII Congreso del Partido Comunista, Raúl Castro reconoció que "los salarios y pensiones siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidades básicas de la familia cubana".
Más del 70% de la fuerza laboral cubana trabaja para el Estado y recibe un sueldo promedio equivalente a 25 dólares al mes.
En la cita comunista los delegados admitieron "que el factor primordial en el crecimiento de los precios reside en un nivel de producción que no satisface la demanda". No obstante culparon de "la irritación de los ciudadanos" a un "manejo inescrupuloso de los precios por parte de intermediarios", y arremetieron contra quienes "piensan en ganar cada vez más".
Entre los productos agrícolas que entran en el establecimiento de precios máximos de venta se encuentran viandas como el plátano, la yuca, el boniato o la malanga; hortalizas como el ajo o la cebolla, la lechuga, el tomate o la calabaza; frutas como la piña, la guayaba o la frutabomba; y granos como los frijoles negros, colorados, blancos o bayos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada