viernes, 6 de mayo de 2016

Oficiales del MININT visitan una base militar de EEUU en Cayo Hueso

DDC | Miami | 4 Mayo 2016 - 10:55 pm. | 6

Archivado en
Exteriores de la base aérea y marítima de Cayo Hueso. (SHOESTRINGWEEKENDS)
Altos oficiales del Ministerio del Interior de Cuba (MININT), entre ellos un coronel de la policía, visitaron el pasado 21 de abril instalaciones militares estadounidenses en Cayo Hueso, informó el miércoles el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur del Departamento de Defensa de Estados Unidos.
La delegación cubana realizó una visita de un día a la sede de una fuerza conjunta del Comando Sur (Joint Interagency Task Force South, JIATF-S) en la base aérea y marítima de Cayo Hueso (Naval Air Station Key West Truman Annex).
"Fue una oportunidad de hablar abiertamente de las redes (de narcotráfico) que amenazan la región, a través de América Latina, el Caribe y hasta los Estados Unidos", dijo el almirante Tidd a El Nuevo Herald.
Según información provista por una vocera del Comando Sur, los oficiales cubanos pernoctaron en un hotel local y el 22 de abril visitaron, además, la base de la Guardia Costera para el sector de Cayo Hueso.
Al frente de la delegación cubana estaba el coronel Idael Fumero Valdés, jefe de investigaciones de la Policía Nacional Revolucionaria supeditada al MININT. También lo acompañaron la teniente coronel Imandra Oceguera Coll, de las Tropas Guardafronteras, y el teniente coronel Héctor González Hernández, de la Dirección Nacional Antidrogas.
En su visita a la JIATF-S, los oficiales del MININT —junto a Joel Lago Oliva, primer secretario de la embajada de Cuba en Washington— recorrieron las instalaciones y se reunieron con altos funcionarios, entre ellos el director general y el subdirector de esa fuerza, así como varios directores de distintas áreas y coordinadores por países.
 La Joint Interagency Task Force South es un centro que maneja información sensible de operaciones para desmantelar las rutas del narcotráfico y detectar amenazas para la seguridad nacional en América Latina y el Caribe.
Antonio Guerrero, uno de los miembros de la red de espionaje cubano conocido como Red Avispa, fue acusado en 1998 de intentar obtener información sobre el edificio que sería la nueva sede de la Joint Interagency Task Force East (luego renombrada South), mientras trabajaba como conserje en la base naval de Boca Chica en Cayo Hueso. 
La visita de los oficiales cubanos no había trascendido hasta ahora. Ni el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ni el Departamento de Estado de Estados Unidos publicaron información al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada