miércoles, 22 de junio de 2016

ASI PENSABA JOSE MARTI

POR: DELFIN LEYVA













Aquí estoy, solo estoy, despedazado. 
Ruge el cielo: las nubes se aglomeran, 
Y aprietan, y ennegrecen, y desgajan: 
Los vapores del mar la roca ciñen: 
Sacra angustia y horror mis ojos comen: 
A qué, Naturaleza embravecida, 
A qué la estéril soledad en torno 
¿De quién de ansia de amor rebosa y muere? 
¿Dónde, Cristo sin cruz, los ojos pones? 
¿Dónde, oh sombra enemiga, dónde el ara 
Digna por fin de recibir mi frente? 
¿En pro de quién derramaré mi vida? 

?Rasgóse el velo; por un tajo ameno 
De claro azul, como en sus lienzos abre 
Entre mazos de sombra Díaz famoso, 
El hombre triste de la roca mira 
En lindo campo tropical, galanes 
Blancos, y Venus negras, de unas flores 
Fétidas y fangosas coronados: 
¡Danzando van: a cada giro nuevo 
Bajo los muelles pies la tierra cede! 
Y cuando en ancho beso los gastados 
Labios sin lustre ya, trémulos juntan, 
Sáltanles de los labios agoreras 
Aves tintas en hiel, aves de muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada