viernes, 10 de junio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 10 de junio en la Historia de Cuba

• 1896 -

- Las fuerzas de Máximo Gómez en Saratoga, Camagüey.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 329-330 nos describe los acontecimientos del 10 de junio de 1896 en la Historia de Cuba:

   “Si grande fue la proeza del Lugarteniente del Ejército Libertador realizando la Invasión hasta el pueblo, de Mantua, dimensiones extraordinarias tuvo también la campaña realizada en el entretanto por el Generalísimo. Una y otra faenas, guiadas por el genio de la guerra, encarnado en ambos caudillos, se completaron. Los custodios de la Colonia supieron entonces que los cubanos estaban penetrados de la necesidad de pelear sin tregua ni descanso, sin apocamientos ni titubeos.

   “La acción ofensiva y eficaz de los principales campeones de la independencia no se limitó al momento histórico en que se llevó a cabo la Invasión. Ellos sabían que no bastaban los sucesos faustos del primer año de la contienda. Preciso era sostener en lo alto la fama excelente alcanzada al crecido precio de esfuerzos gigantescos. Máximo Gómez y Antonio Maceo, como movidos a un tiempo por una sola y misma fuerza generatriz, sumaron a los triunfos recién obtenidos otros no menos brillantísimos. Mientras Maceo desconcertaba a expertos generales españoles, Gómez infería nuevos descalabros y derrotas a los enemigos de la liberación de Cuba.

   “La tarea realizada por Máximo Gómez en instantes tan críticos no reconoció superior. La Habana, Matanzas y Las Villas constituyeron el vasto escenario en que el viejo caudillo desplegó sus sorprendentes energías. En poco más de dos meses, sus huestes desarrollaron un plan de campaña casi increíble si se tenían presentes los obstáculos opuestos por el español, las distancias que había que recorrer y la índole de la brega diaria.

   “Asombro de propios y extraños fue aquella serie de jornadas del Generalísimo, tanto por las marchas y contramarchas efectuadas como por los hechos de armas librados. Entre éstos, sobresaliendo por las circunstancias de tiempo y de cantidad de enemigos, figuró el sostenido en Saratoga los días 9, 10 y 11 de junio de 1896. Gómez burló una vez más la trocha de Júcaro y se internó en la tierra camagüeyana. En Saratoga se enfrentó con la columna española, fuerte de dos mil hombres, que al mando del general Adolfo Jiménez Castellanos había salido de Puerto Príncipe con el plan de atacar al prócer libertador. La lucha fue ruda y obstinada, y acalló por decidirse en favor de las huestes del Generalísimo, adueñadas del campo de la pelea.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada