viernes, 24 de junio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA

POR: GUIJE CUBA


Natalicios cubanos:



Sagrara Blez, Juan: -Nació en Santiago de Cuba el 24 de junio de 18Luz y Caballero, quien en solemne ocasión decía que “al hablarse en Cuba de instrucción debe ir unido este nombre al de Sagarra”. Fue uno de los fundadores de la Sociedad Patriótico de su ciudad natal. Catedrático de aquel Seminario, protector de los pueblos del Caney y de Jiguaní y miembro activo y destacado de todas las instituciones culturales y de instrucción de su tiempo en la antigua Santiago de Cuba.
06 y falleció el 29 de mayo de 1871. Abogado, escritor y profesor, en cuya última profesión se destacó, mereciendo elogios públicos de 

Guije.com - estudios en la cultura y la historia de Cuba El 24 de junio en la Historia de Cuba

• 1898 -



Calixto García y las fuerzas americanas - Comienza el desembarco de las fuerzas americanas por Daiquirí y Siboney, en el Caney.

Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 357-358 nos describe los acontecimientos del 24 de junio de 1898 en la Historia de Cuba:

   “La conferencia entre el general Calixto García y los jefes principales de las fuerzas norteamericanas destinadas a Santiago de Cuba determinó la inminencia de un choque de las armas invasoras con las españolas. A la entrevista del caudillo insurrecto con el general Shafter y el almirante Sampson sucedió el desembarco de las tropas norteamericanas. Daiquirí fue el lugar designado para la difícil operación, tan hábil y eficazmente auxiliada por los libertadores cubanos.

   “Los últimos días de junio de 1898 fueron aprovechados por los ejércitos aliados para lograr el desembarco feliz de las fuerzas norteamericanas llamadas a precipitar los sucesos. Con acierto aseveró Enrique Piñeyro que entonces se inició la agonía de la dominación de España en América. Todas las cosas, todas las providencias tomadas, todas las maniobras ejecutadas concurrieron al fin de poner al invasor en condiciones seguras de asestar golpe mortal a los maltrechos defensores de la Colonia.

   “"Hubiérase creído -agregó Piñeyro- que la fortuna, cansada al fin de haber protegido tanto tiempo a España y haberla mantenido allí a pesar de sus desaciertos, su egoísmo y sus crueldades, se decidía ahora por último a precipitar el desenlace en favor del vengador, ofreciéndole en breve tiempo y breve espacio las ventajas necesarias para inferir rápidamente el golpe mortal. El gobierno americano entonces, como quien ejecuta los decretos del destino, no titubeó más, y se aprestó a concentrar su esfuerzo en aquel reducido palenque, sin temor a la estación ni a las enfermedades, hasta acorralar al adversario. El triunfo debía necesariamente ser suyo. Nada por dicha influirían ya en el resultado definitivo errores de táctica o estrategia que pudieran cometerse, ni tampoco el valor real del hombre a quien con más o menos acierto se confiara la ejecución de la empresa."

   “En tales términos se desarrollaron los acontecimientos iniciales. Los posteriores no les fueron en zaga. Apenas terminado el desembarco del primer núcleo de tropas norteamericanas, el general Wheeler y el coronel Wood entraron en campaña. Con el auxilio del general Demetrio Castillo Duany, ocuparon el fuerte de Siboney, abandonado por los españoles. El invasor estaba penetrado de la necesidad y conveniencia de entablar polémica con el adversario. Tuvo especial empeño en llegar pronto a ello. El 24 de junio de 1898 unos y otros, españoles y norteamericanos, se enfrentaron, dispuestos a medir sus armas. Unos mil hombres sostuvieron con los leales a España la acción de Las Guásimas, que marcó, con el primer lance sangriento, la primera de las victorias que decidían la caída del orden de cosas que llevaba rigiendo en Cuba cuatro centurias.”

• 1875 -



- En Guanajay un grupo de jóvenes patriotas intentaron sublevar la región de Vuelta Abajo, a cuyo efecto para disimular su gesto organizaron unas romerías al pueblo del Calabazar y al ingenio "Las Cañas", de este término. Tuvieron un encuentro con la guardia civil y voluntarios del Regimiento de Iberia resultando varios muertos y los prisioneros fueron fusilados dos días después en el ingenio del Marqués de Sandoval de este pueblo, escapando, tras un sin fin de peripecias, dos o tres de los conjurados, entre ellos el distinguido perito agrimensor e historiador Ricardo V. Rousset.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada