lunes, 27 de junio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 27 de junio en la Historia de Cuba

• 1760 -

- Estanco Absoluto del Tabaco.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 363-364 nos describe los acontecimientos del 27 de junio de 1760 en la Historia de Cuba:

   “Los esfuerzos realizados en .busca de la mejora del tabaco en los albores del segundo tercio del siglo XVIII por el rico hacendado Martín de Aróstegui tuvieron entonces un éxito felicísimo. Su viaje a la Corte, con poderes bastantes del ayuntamiento de La Habana, para solicitar que se prefiriesen las proposiciones de los naturales de la Isla en el proyecto de normalizar el tráfico de la hoya nicociana respondió a las esperanzas en el cifradas. Alego allá que sus defendidos eran los más directamente interesados, a la par que los más prácticos en fomentar aquel producto, y acabo por hacerse escuchar. Una real cédula de 1739 sirvió de base para la creación de la Real Compañía de Comercio de La Habana en los mismos términos propuestos por Aróstegui.

   “La poderosa empresa no dio paz, una ver organizada, a la ejecución de sus planes. Amplió su esfera de acción. Además de abarcar el monopolio de todo el surtido de tabaco de la Isla a la Metrópoli, se extendió a los restantes productos que podían salir de Cuba y a la importación de todos los artículos procedentes de España. Hubo más: la Real Compañía de Comercio de La Habana llego a tomar a su cargo la construcción de buques mercantes y de guerra.

   “La Real Compañía de Comercio de La Habana, por lo mismo que obtenía ganancias considerables, despertó apetitos comprometedores para su propia existencia. Sus enemigos, los interesados en apoderarse de los medios de que la empresa disfrutaba, no desperdiciaron ocasión para herirla de muerte. Un cúmulo de intrigas y bajezas se levanto frente a los intereses de la Real Compañía de Comercio, y la Corona adopto providencias que, con el aparente fin de acabar con el monopolio que aquélla usufructuaba, entronizaron un sistema de perniciosos abusos.

   “La real cédula de 27 de junio de 1760 entrañó la génesis formal de los males hondos que sustituyeron a los atribuidos a la Real Compañía de Comercio de La Habana. Aquella soberana disposición previno al Capitán General que llevase a cabo el estanco del cultivo y comercio del tabaco de Cuba en términos absolutos. Nuevos y mayores abusos sobrevinieron. La producción tabacalera de la Isla, en vez de ser uno de los medios de crear bienestar para muchos, quedó siendo instrumento de fáciles riquezas para unos cuantos privilegiados.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada