viernes, 3 de junio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 3 de junio en la Historia de Cuba

• 1805 -

Mariel o Muelle de Tabla.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 315-316 nos describe los acontecimientos del 3 de junio de 1805 en la Historia de Cuba:

   “Sobre las playas que fueron probable asiento del cacicazgo de Marien -uno de los tres en que se dividía la región occidental de la Isla en la organización de los aborígenes- tuvo principio el pueblo de Mariel o Muelle de Tablas. Durante el sitio y la toma de La Habana por los británicos pudieron ser apreciadas las especiales condiciones de aquel puerto de la costa septentrional de Vuelta Abajo. Más adelante estuvo señalado como punto de reunión de pescadores. Poco a poco fue adquiriendo buena fama entre marinos y comerciantes. Indudable era que, en aprovechando con tino las ventajas naturales ofrecidas por tan hermosa bahía, el tráfico mercantil relacionado con las comarcas próximas iba a recibir grandes beneficios.

   “Cuba necesitó con frecuencia la acción de gobernantes decididos a impulsar el progreso en todas sus manifestaciones. Hombre de esas cualidades lo tuvo en Luis de las Casas. Fue laborioso, prudente y activo. Su paso por la Capitanía General no pudo resultar menos provechoso para el comercio y la agricultura que para la civilización de la Isla. Si atendió con vivísimo interés al adelanto intelectual, no por ello descuidó otros aspectos de la vida pública. De ahí que pudiese escribir a la Metrópoli, con toda exactitud, estas palabras:

   “"La agricultura, que estaba reducida principalmente al tabaco, al azúcar y a los frutos ordinarios de maíz, arroz y otros de común sustento, se va aumentando, dedicados ya algunos hacendados al añil, café y algodón, que serán de común utilidad. A estos fines he contribuido en todo lo posible, y empiezan a verse tan buenos efectos que se prometen estos habitantes nuevos y ventajosos ramos del comercio."

   “Quien así discurría y obraba no permaneció indiferente a la situación de Mariel, nombre en que se transformó el primitivo Marien. Seguro se halló Luis de las Casas de lo útil que resultaría aprovechar el puerto de Mariel para el servicio de entrada de mercaderías destinadas al consumo y de salida de frutos de los lugares cercanos. Los hombres que contribuyeron a la formación real del pueblo, levantando casas y construyendo muelles, se movieron bajo la influencia de tales estímulos. En el camino de los progresos urbanos, aunque con la lentitud natural en casos de esa índole en Cuba, a principios del siglo XIX Mariel se hacía notar. No faltó entonces quien quisiera provocar alguna manifestación de vida de la incipiente población, y el 3 de junio de 1805 se celebró allí, en el portal de la casa de Antonio Plasencia, la primera misa, dicha por Pedro Mariano Quintero, capellán del bergantín Volador, solemnizando el auge de Mariel o Muelle de Tablas con uno de los medios de mayor significación en las tradiciones religiosas del país.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada