domingo, 10 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 10 de julio en la Historia de Cuba

• 1871 -

- Federico Fernández Cavada.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 389-390 nos describe los acontecimientos del 10 de Julio de 1871 en la Historia de Cuba:

   “Treinta y siete años llevaba vividos Federico Fernández Cavada, hijo de Cienfuegos, al sumarse, de los primeros en la región central de la Isla, al movimiento insurreccional que tuvo su choque inicial en Yara. No era a la sazón aquel animoso cubano un inexperto ni un insignificante. Había aprovechado demasiado bien sus días, y se le tenía por un hombre de positivos merecimientos. ¿Cómo no iba a ser posible que su patria recibiese de él los beneficios de su condición de varón útil?

   “Se educó en los Estados Unidos de América. Allá hizo carrera en breve tiempo. Llegó a ser comandante del ejército de la Unión. El gobierno de la gran república aprovechó sus servicios en otras manifestaciones importantes de la vida pública. Lo envió de cónsul a Trinidad, la vieja ciudad donde ya el patriotismo cubano tenía altares. El momento histórico en que Federico Fernández Cavada vino a -Trinidad y la situación política de esta población tuvieron que pesar de consuno en su ánimo hasta colocarlo en el camino por donde se avanzaría hacia la independencia de Cuba.

   “En Trinidad conoció Fernández Cavada a Juan Bautista Spotorno. No tardaron mucho en aproximarse, en entenderse, en compenetrarse, fijos sus pensamientos en los dolores de Cuba y en la necesidad de redimirla. La conspiración de los trinitarios no pudo echarse de menos ya en los días en que comenzó a flamear en Oriente la bandera de Carlos Manuel de Céspedes. Por sus pasos contados llegaron los acontecimientos que tenían que llegar cuando hombres como Federico Fernández Cavada soñaban con la emancipación de la patria. Al sonar, en los albores de 1869, la hora del sacrificio en la parte central de la Isla, Trinidad se pronunció de manera brillante y ostensible. Spotorno fue reconocido como jefe de los sublevados allí. Fernández Cavada lo secundó desde luego y demostró en ocasiones muy repetidas ser un lugarteniente valeroso y dignísimo.

   “La República de Cuba, ya organizada en Guáimaro, distinguió justamente a Federico Fernández Cavada. En la disposición de las huestes insurrectas, en los instantes difíciles de escoger elementos saludables y elegir jefes competentes y autorizados, su nombre fue colocado entre los de los soldados principales del naciente estado. Muchos y muy importantes resultaron -los servicios que prestó a la Revolución desde que tomó las armas en Trinidad hasta que mereció la honra de suceder en el mando de fuerzas al general Thomas Jordan. El gobierno del presidente Céspedes quiso que Fernández Cavada pasase a los Estados Unidos a desempeñar una comisión no menos trascendental que delicada. Cuando el intentó abandonar las playas cubanas, en Cayo Cruz, fue aprehendido por marineros del guardacostas español Neptuno. El odio del opresor hacia quien con hidalguía se le había enfrentado era extremado, y, a despecho de las diligencias de la cancillería norteamericana para amparar a Federico Fernández Cavada, el 10 de julio de 1871 fue el valiente campeón fusilado en la ciudad de Puerto Príncipe.”

• 1555 -



- El pirata Jacques de Sores entró y tomó La Habana sin mucha dificultad. El Gobernador de la Isla, Gonzalo Pérez de Angulo, salió huyendo a refugiarse en Guanabacoa. Después de tratar de hacer negociaciones con los pobladores y ser atacado a traición por el gobernador, Jacques de Sores le prendió fuego a todo y se fue el 5 de agosto de ese año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada