lunes, 18 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA

El 18 de julio en la Historia de Cuba

• 1898 -

- Gestiones de Paz.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 405-406 nos describe los acontecimientos del 18 de Julio de 1898 en la Historia de Cuba:

   “La destrucción de la escuadra de Cervera y la rendición de la plaza de Santiago de Cuba pudieron más que toda experiencia y todo razonamiento para convencer a España del fin inevitable de su dominación en América. Aquellos sucesos se desarrollaron con demasiada celeridad, y la potencia europea estuvo en seguida penetrada de que su situación se agravaba por momentos. El índice de la fatalidad estaba señalando a la nación descubridora del Nuevo Mundo el único camino que podía seguir en circunstancias tan difíciles: la concertación de la paz, cualesquiera que fuesen los términos en que pretendiera imponérsela el vencedor.

   “En el día siguiente al de la consumación de la caída de Santiago de Cuba en poder de las fuerzas norteamericanas tomó España la iniciativa de la paz. La prisa dada a gestiones de tanta trascendencia fue grande. El gobierno de la República Francesa quedó por España elegido para servir de intermediario entre las dos naciones en guerra. El 18 de julio de 1898 el duque de Almodóvar del Río, ministro de Estado, se dirigió al embajador de España en París, por telégrafo, en el sentido de que diese los primeros pasos encaminados a iniciar las negociaciones con los Estados Unidos.

   “El duque de Almodóvar del Río pidió al embajador León y Castillo que, por lo mismo que juzgaba hacedero que el gobierno francés ayudase al español para llegar hasta el norteamericano, averiguase si el embajador de Francia en Washington podía presentar al secretario de Estado, William R. Day, una comunicación del gobierno de España, dirigida al presidente de los Estados Unidos, invitándolo a poner termino a la situación angustiosa de la isla de Cuba. Francia aceptó el papel de intermediaria y autorizó a su embajador en Washington para desempeñar el cometido que deseaba confiarle España. Jules Cambon, que estaba encargado de los negocios de España en los Estados Unidos como embajador de Francia, había de ser quien presentase en la forma de estilo a la nación norteamericana el requerimiento de su enemiga a la sazón para llegar a la paz.

   “El argumento principal aducido por el ministro de Estado de España consistía en la necesidad de suprimir los padecimientos impuestos por la guerra a los habitantes de la Isla. Agregaba que, bloqueado el país, imposible era para la Metrópoli enviarle medios de subsistencia. La primera proposición aparecía atenuada por los términos de la segunda. Pero hasta entonces España no había visto las consecuencias inhumanas y desastrosas de la lucha que sostenía en Cuba contra los patriotas Que se sacrificaban y morían por crear un estado libre y soberano.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada