martes, 19 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA

El 19 de julio en la Historia de Cuba

• 1898 -




- Los ejércitos aliados (cubano y americano) tomaron el fuerte llamado El Viso, en el Caney. El general español Vara del Rey no tomó parte en la acción decisiva, siendo muerto cuando lo conducían en camilla hacia Cuabitas... Fue abandonado en pleno campo.

• 1797 -

- Británicos en Casilda, Trinidad.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 407-408 nos describe los acontecimientos del 19 de Julio de 1797 en la Historia de Cuba:

   “Entre alternativas de acontecimientos felices y sucesos infaustos se desarrollaba la vida de Trinidad en las postrimerías del siglo XVIII. La antigua ciudad lo mismo recibió por entonces impulsos decisivos para su progreso que experimentó quebrantos duros. En 15 de marzo de 1793, verbigracia, un incendio violentísimo convirtió en cenizas ciento ochenta y tres de sus casas. Sin embargo, pronto logró reponerse de tan grave desgracia, como si estuviera, efectivamente, predestinada a conocer casi a un tiempo la bienandanza y la adversidad.

   “En el número de los adelantos alcanzados en aquellos días por Trinidad se encontró su elevación a tenencia de gobierno. Se apreciaba su importancia incuestionable, pues era grande el movimiento comercial allí desarrollado. Las autoridades coloniales tuvieron para la ciudad y su jurisdicción iniciativas saludables, como sin duda lo fue la mencionada. También se proveyó la nueva tenencia de gobierno de elementos defensivos. Además, tuvo la buena suerte de ser manejada por hombres prudentes, animosos y justos. El teniente coronel Luis Bassecourt, el primero en ocupar la tenencia de gobierno recién creada, fue uno de esos varones de mérito.

   “"Dedicábase allí este jefe con afán -escribió Jacobo de la Pezuela- a adiestrar las milicias cuando, a las diez de la mañana del 19 de julio, los vigías de Puerto Casilda le avisaron la aparición de una fragata de guerra y dos bergantines enemigos. Tocóse inmediatamente generala, acudiendo sin retardo la poca milicia de la ciudad y sus contornos, unos cuatrocientos hombres muy desigual e incompletamente armados. A su vista dieron al día siguiente caza y apresaron los ingleses, aunque no sin porfiada resistencia, a un corsario español del mismo puerto y a una embarcación francesa. Con ambas presas, a pesar del vivo fuego de la batería de Casilda y de las milicias allí apostadas por Bassecourt, y aunque por algunas horas se le varase la fragata junto a los arrecifes del llamado Cayo Blanco, también se empeñaron los ingleses en apoderarse de varios buques mercantes refugiados en el fondeadero y desamparados por sus tripulaciones desarmadas."

   “Los británicos fueron contenidos por las medidas oportunas de Bassecourt, que, arreciando el fuego desde la plaza y aprovechando la resolución de sus milicianos, amenazó con avanzar al abordaje en las lanchas allí reunidas. Los servidores de la Gran Bretaña se apresuraron a salir del puerto. Experimentaron algunas pérdidas. Los de Trinidad no sufrieron ninguna. Pedro José Armenteros, el alcalde José Mariano Borrel, el regidor Juan Padrón y Jaime Max secundaron bizarramente a Bassecourt. La intrepidez con que todos acudieron a oponerse al enemigo en 19 de julio de 1797 suplió las deficiencias del puerto de Casilda, tan en peligro en aquella ocasión.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada