miércoles, 20 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 20 de julio en la Historia de Cuba

• 1808 -

- Juramento de Fidelidad a Fernando VII.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 409-410 nos describe los acontecimientos del 20 de Julio de 1808 en la Historia de Cuba:

   “Más de dos meses habían corrido, en el curso de 1808, después de iniciada en España la lucha heroica contra la invasión de los ejércitos de Napoleón I, cuando llegaron a La Habana las primeras noticias de lo que por allá ocurría. La sorpresa no pudo ser de mayor magnitud. Las autoridades de la Colonia ignoraban en absoluto la existencia de novedades de tal índole. ¿Cómo no sorprenderse si sus enemigos de la hora entonces presente, los franceses, eran sus aliados de la víspera?

   “El marqués de Someruelos, que gobernaba la Isla, se enteró de los acontecimientos desarrollados en la Península por el intendente Juan de Aguilar Amat, que arribó al puerto de La Habana el 17 de julio de 1808. Comenzó sin pérdida de momento a tomar las providencias que las circunstancias aconsejaban. Llamó a su gabinete al general Villavicencio, al obispo Juan José Díaz de Espada y Landa, al teniente rey Francisco Montalvo y a otros asesores del poder colonial. Se abstuvo de considerar por sí solo las trascendentales cuestiones que aquellos sucesos planteaban. Le pareció prudente y útil aconsejarse y meditar sobre lo que había de hacerse, aunque sin dilatar ni mucho ni poco la adopción de una línea de conducta.

   “Los elementos reunidos en torno al marqués de Someruelos deliberaron ampliamente. El caso, en su estudio y para la solución que debía dársele, no ofrecía dudas de ningún género. Todos comprendieron que su deber consistía en estar al lado de los que en España peleaban ya por la independencia nacional, de hecho desaparecida con el advenimiento de la situación creada por Napoleón Bonaparte. Los acuerdos de la junta fueron condensados y puestos de manifiesto en la declaración de guerra a los franceses, en una elocución enderezada a excitar a los habitantes de la Isla para que se apresurasen a contribuir al triunfo de las armas españolas y en el despacho de rápidos avisos de las ocurrencias de la Península a Veracruz, Cartagena, San Agustín de la Florida y otros lugares de la América hispana.

   “Hubo otro acuerdo, de gran efecto en la conciencia de los habitantes de la Colonia, ligados por lazos al parecer indestructibles a la Metrópoli: el acuerdo de proclamar en toda la Isla a Fernando VII como rey de España y sus dominios y llevar acabo el juramento de fidelidad al nuevo monarca. Esta determinación fue una de las más oportunas que concibieron Someruelos y sus asesores para enardecer el espíritu público. Los tiempos que corrían y el estado político existente en Cuba resultaban propicios a la realización del acto convenido. De ello abundaron pruebas en el país entero. En La Habana el juramento de fidelidad a Fernando VII, el 20 de julio de 1808, provocó transportes de entusiasmo por la causa abonada ya con el heroísmo de Luis Daoiz, Pedro Velarde y Rafael Arango.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada