lunes, 25 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 25 de julio en la Historia de Cuba

• 1515 -

- Fundación de San Cristóbal de La Habana.




-Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 419-420 nos describe los acontecimientos del 25 de Julio de 1515 en la Historia de Cuba:

   “Algo más de tres años habían corrido des de la iniciación de la conquista de Cuba, y ya, al mediar el de 1515, dejaba Diego Velázquez de Cuéllar fundadas las villas de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, San Salvador del Bayamo, Santiago de Cuba, Trinidad, Sancti Spíritus y Santa María del Puerto del Príncipe. Velázquez, teniente gobernador de la Isla y capitán de los ejércitos reales, tuvo empeño en dar cumplimiento a los designios generadores del encargo a él confiado. En un período relativamente corto llevo a cabo el establecimiento de seis poblaciones en la mitad oriental del país, después de vencer la resistencia opuesta por el bravo cacique Hatuey, condenado a perecer en la hoguera. También, en los primeros días de vida de la Colonia, Velázquez se vio en el trance de sostener enfadosas luchas con los propios castellanos.

   “En medio de una labor tan compleja no desatendió Diego Velázquez de Cuéllar el propósito de extender el imperio de su autoridad por el resto de la Isla. Continuó hacia el Poniente a poco de trasladar el asiento de su gobierno de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa a Santiago de Cuba. Por cierto y exactísimo tenía él que necesitaba clavar en la región occidental, aun cuando no fuese en el extremo mismo ocupado por los cacicazgos de Guaniguanico y Guanahacabibes, el estandarte de la conquista castellana. Tremendas jornadas tuvo que realizar a través de selvas, colinas y terrenos anegadizos.

   “El 25 de julio de 1515 ya pudo considerar Velázquez de Cuéllar logrado su intento. Fue aquel día, festividad de San Cristóbal, cuando, según la tradición, fundo la villa que llamo -San Cristóbal de la Habana, en el cacicazgo de este último nombre, junto al río de Güines, Mayabeque u Onicajinal, en la vertiente meridional del país. Instaló la nueva villa, la séptima y última de las creadas en Cuba por él, con las formalidades propias de tales casos, nombró teniente a guerra a Pedro de Barba y dio encomienda de indios a algunos de sus seguidores.

   “La suerte quiso que no pasara de un hecho absolutamente circunstancial la existencia de la villa de San Cristóbal de la Habana en las inmediaciones del Güines, Mayabeque u Onicajinal. Ya por una causa, ya por otra, la nueva población se trasladó peco después a las inmediaciones del río Casiguaguas o Chorrera. Mas tampoco allí se prolongaría su vida. Quizá merced a razones idénticas a las que hicieron imposible o difícil el sostenimiento de la población en la vertiente meridional, los hombres que la fomentaban decidieron buscar mejor sitio para la fundación definitiva de San Cristóbal de la Habana, como, efectivamente, lo buscaron, encontrándolo en el litoral del Puerto de Carenas, donde en 16 de noviembre de 1519 debió de reunirse el cabildo municipal y celebrarse una misa como solemnidades dignas de un hecho a que se atribuía especial importancia.”

-Emilio Roig de Leuchsenring en “Cuba en la Mano” por Arnelio González, La Habana, 1940, página 572:

   “Casi todos los historiadores antiguos y contemporáneos han señalado a La Habana el último lugar en el orden de fundación de las siete villas que Velázquez dejó establecidas en la Isla después de haber realizado su conquista y el sometimiento de sus aborígenes, guiándose para ello por el relato de Las Casas; pero existe un documento del Archivo de Indias -Relación de cartas que los Oficiales Reales de la isla de Cuba escribieron a S. A. sobre el Gobierno de ella- de fecha 19 de agosto de 1515, que establece dudas y contradicciones sobre la veracidad de esa afirmación, en el sentido de haber sido Santiago la última villa fundada, después que lo fue La Habana.

   “Sobre la fecha de fundación de esta, el cronista Gil González Dávila precisa la de 25 de julio de 1515, opinión que recoge y acepta el historiador habanero José Martín Félix de Arrate, más de acuerdo con el documento últimamente citado, de los Oficiales Reales a S. A., ni Velázquez ni Narváez pudieron fundar la villa de La Habana durante el tiempo comprendido entre días antes del 18 de abril y el 1° de agosto de 1515, pues durante ese tiempo se encontraban ellos ocupados en la fundación de Santiago, viaje a Bayamo, regreso a Santiago y redacción de las cartas que los Oficiales Reales llevaron a S. A., y, por lo tanto, era imposible que la fundasen el 25 de julio de aquel año, fecha que se tiene y celebra oficialmente como la exacta y precisa de la fundación de La Habana.

   “En lo que se refiere a las razones que movieron a los conquistadores para dar a la villa el nombre de San Cristóbal, por el santo de este nombre o por el Almirante Colón, no pasan de caprichosas suposiciones.

   “Si es imposible, como hemos visto, precisar el sitio y fecha en que fue fundada la villa de La Habana en la costa sur, no menores dificultades se presentan respecto al tiempo y lugar en que se realizó su primer traslado a la costa norte y su instalación definitiva en el lugar que hoy ocupa. Es Bernal Díaz del Castillo el cronista de Indias que más noticias ofrece sobre estos acontecimientos, y en su dicho se han basado algunos historiadores para dar como fecha de la traslación de la villa a la costa norte, el año de 1519. Antonio de Herrera da a entender que el traslado se llevó a cabo después del año 1518; pero algunos historiadores contemporáneos, M. Pérez Beato entre ellos, no conceden entero crédito a las fechas que ofrecen esos cronistas y sostienen que la villa no pudo trasladarse sino después de 1519, encontrándose ya establecida en la costa norte en 1521.

   “En cuanto a las causas que motivaron el traslado de la villa, todo lo que hasta ahora se ha sostenido -lo poco sano del sitio primitivo, el mal terreno, la plaga de hormigas, el poseer Velázquez una hacienda en las inmediaciones del río de La Chorrera- no tiene, tampoco, fundamento alguno digno de crédito.

   “Ignacio J. de Urrutia da por cierto, basándose en los relatos del cronista Herrera y del historiador Arrate, criterio que ha compartido últimamente la historiadora Irene A. Wright, que existieron, durante algún tiempo, dos poblaciones en La Habana, una en la costa sur, a la cual llamaron específicamente San Cristóbal, y la otra en la costa norte, que denominaron Puerto de Carenas, y que por las ventajas que ofrecía este último lugar sobre aquel, fue mudándose e incorporándose la población de San Cristóbal a la de Carenas, hasta desaparecer aquélla por completo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada