martes, 5 de julio de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 5 de julio en la Historia de Cuba

• 1898 -

Santiago de Cuba en Peligro.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 379-380 nos describe los acontecimientos del 5 de Julio de 1898 en la Historia de Cuba:

   “El desastre naval de Santiago de Cuba entrañó una importancia excepcional. La fortuna de España, en sus esfuerzos por no perder la isla de Cuba, era negativa. En vano habían pensado sus hombres en gastar la última peseta y llevar al sacrificio al último hombre. Todo eso, condensando una actitud entre abnegada y soberbia, resultaba inútil en presencia de sucesos cuyo avance era incontenible.

   “El mismo día en que la escuadra de Cervera quedó deshecha el general norteamericano Shafter se dirigió a las autoridades españolas de Santiago de Cuba, para intimarles la rendición inmediata de la plaza. El dilema era abrumador: o la ciudad se rendía a discreción o contra ella sería lanzada la metralla de los ejércitos aliados. Si los leales a la Metrópoli se mostraban reacios a entregar la ciudad, el bombardeo sería inevitable a la par que de consecuencias incalculables en lo tocante a los estragos que sufrirían los sitiados en sus personas y bienes. ¿Qué podían hacer los españoles ante realidad tan dura? ¿Debían persistir en la defensa de Santiago de Cuba o rendir la espada que simbolizaba el mando de la plaza?

   “Los españoles no se avinieron fácilmente a aceptar la intimación de Shafter. Este, al solo anuncio de que el adversario se mantenía firme en la plaza, hubiese ordenado el comienzo del bombardeo de la misma, Pero no faltó una intervención humanitaria y plausible que evitase la muerte y mutilación de seres infelices e indefensos. En unos y en otros, en los de adentro, que previeron el peligro que corrían ancianos, niños y mujeres, y en los de afuera, que no se encastillaron en planes ya concebidos y resueltos, se impuso la serenidad.

   “Los agentes consulares residentes en Santiago de Cuba intervinieron con buen éxito en la previsión del mal inútil que amenazaba a la ciudad. Con ánimo reposado, sirvieron de mediadores entre el general Shafter y las autoridades españolas de Santiago de Cuba. Pero el bombardeo quedó aplazado, solamente aplazado. En 5 de julio de 1898 la ciudad oriental se hallaba en vísperas de ser bombardeada. ¿Cuáles eran los signos precursores del acontecimiento? El 5 de julio de 1898 Santiago de Cuba ofrecía el espectáculo triste de ser abandonada por los ancianos, las mujeres y los niños que, en número de unos veinte mil, se dirigían a El Caney, el lugar designado para que se refugiasen mientras la plaza afrontaba los riesgos de una sangrienta lucha.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada