lunes, 22 de agosto de 2016

Hasta donde llega la sumisión !




Ayer por casualidad, buscando  información mas detallada de la participacion de Cuba en la Olimpiadas buscaba algo en los canales de Cuba, los cuales como ustedes saben yo tengo acceso por una antena que tengo especial para eso. Vi en la famosa Mesa Redonda que nunca veo por supuesto, solo busco el canal de la Pelota, vi que se estaba tratando el tema de Cuba en las Olimpiadas, y me detuve un momento a ver qe decían, pero para mi asombro e indignación, el mequetrefe, del robot indeseable de Randy Alonso, que no es mas que un sumiso y un arrastrado sabandija mensionaba el caso del "Ex cubano Orlando Ortega, el cubano que bajo el pabellon de España alcanzo la medalla de Plata en la carrera con obstáculos, mi dasagrado tanto que de inmediato cambie  el canal  porque no quería oir toda la zarta de bajezas y miseria que diría.

 porque me imagino que de Lorenzo Sotomayor en Boxeo que represento a Azerbaiyan, y Daniel Leyva el Gimnasta que alcanzo dos Medellas de Platas para Esatdos Unidos, por que no habla de los casi cien peloteros cubanos que hoy en dia estan en la Grandes Ligas ganando millones y  ellos los tenian como esclavos alla. Por que no habla de Maximo Gomez,  Henry River "El Inglesito" del Comandante Willam Morgan y otros tantos que arriesgaron sus vidas luchando en Cuba y tenian otra Nacionalidad. Somos Ex-Cubanos para la savandija de Randy Alonso.

Pero si somos cubanos para poder entrar a nuestro país tenemos que sacar un pasaporte que nos cuesta casi novecientos dolares y solo nos sirve por seis años y solo es para ir a Cuba,porque los cubanos segun ellos no perdemos la nacionalidad, aunque tengamos otra nacionalidad, pues NO y mil veces NO, fuimos, somos y seguiremos siendo cubanos hasta la "Mancuerna" y hasta que Dios no llame a su Santo Recinto, que no simpaticemos con el sistema que  desgraciadamente desgobierna nuestra Patria, es otra cosa. Pero SOMOS CUBANOS.  

Pero sin dudas que esos peleles de robot que solo dicen los que le ordenan y que sin dudas acceden para mantener vivas sus prebendas sin importarles a costa de que. Este escrito se lo mande por separados a ellos también, se que por supuesto no lo van comentar ni mucho menos a publicar, pero alguien lo va leer sin dudas, pero que si sepan que como este humilde cubano, hay millones  por todo el mundo, que añoran nuestro hermoso terruño.

Un abrazo.
Humberto de la Noval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada