miércoles, 31 de agosto de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


Natalicios cubanos:



Torre Torre, José María de la: -Nació en La Habana el 1° de septiembre de 1815 y falleció el 23 de diciembre de 1873 (a bordo del vapor Guipúzcoa). Notable geógrafo, publicó “Mapa antiguo de la Isla de Cuba”, “Mapa Geográfico-Judicial”, “Cronología técnica e Historia”, “Cuadro sinóptico de la monarquía española”, “La Habana antigua y moderna” y numerosos textos para escuelas. Con Nodoa había escrito “Diccionario Geográfico, Estadístico, Histórico, Genealógico de la Isla de Cuba” que quedó inédito, aun cuando muchos de sus materiales se publicaron en Memorias y otros diccionarios. Fue catedrático de Historia y Geografía de la Universidad Reformada. Un gran amigo y propulsor de la instrucción en Cuba.

Guije.com - estudios en la cultura y la historia de Cuba El 1º de Septiembre en la Historia de Cuba

• 1866 -



- El 1º de Septiembre de 1866 se creó el ayuntamiento de MantuaPinar del Río.

• 1851 -

- Ejecución de Narciso López.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 495-496 nos describe los acontecimientos del 1º de Septiembre de 1851 en la Historia de Cuba:

   “La captura del general Narciso López en Pinos de Rangel fue para los servidores de España suceso fausto. Sentían odio ciego contra el caudillo. Su conducta, abominando de la tiranía y jurándose a la libertad, les parecía iniquidad imperdonable. Recordaban al valeroso hijo de Venezuela con hondo rencor. Su caída, a juicio de los usufructuarios del absolutismo colonial, resultaba necesaria.

   “También existía un sentimiento de gran temor junto a aquel de odio ciego. La vida del general López constituía una pesadilla para quienes aspiraban a mantener el principio de la llamada integridad nacional. Ellos conocían el temple y la resolución del ilustre soldado. Con razón presumían que la paz y la seguridad de la Colonia se hallaban en peligro. ¿Cómo hacer desaparecer los motivos de tales zozobras? ¿De qué medios valerse para estar libres de tales amenazas? Con fruición los adictos al régimen imperante fijaban el pensamiento en una coyuntura propicia a la eliminación de los riesgos que se alzaban sobre sus depredaciones.

   “La caída del caudillo en la red de persecuciones que sus adversarios le tendieron deparo la oportunidad esperada por ellos mismos. La campaña de Vuelta Abajo, no menos desastrosa que breve, sirvió a los enemigos de la emancipación de Cuba para asestar el golpe de gracia a los esfuerzos realizados por López. Ya se vio como, a despecho de sus afanes, de la actividad de sus tropas y del denuedo con que afronto la brega, desde la acción de Las Pozas, a poco de desembarcar en Playitas del Morrillo, hasta el momento fatídico de Pinos de Rangel, el infortunio se obstino en perseguir a los expedicionarios del Pampero.

   “La furia dominante se desató sobre la persona del general Narciso López tan luego como se consumó el desastre de Pinos de Rangel. Fue trasladado de San Cristóbal a Mariel, pasando por Guanajay, y conducido de Mariel a La Habana en el bajel Pizarro. A las ocho de la noche del 31 de agosto llegó a la capital de la Isla. Todo, a partir de aquel momento, fue tormentosamente acelerado en torno al prócer. En las horas transcurridas de las once de aquella noche a las siete de la mañana del día 1° de septiembre de 1851 entró en capilla, dictó sus disposiciones de última voluntad y subió las gradas del patíbulo, levantado en el campo de La Punta. Veinte mil personas fueron testigos del suplicio del lidiador.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada