miércoles, 28 de septiembre de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 28 de septiembre en la Historia de Cuba

• 1906 -



- Eclipse de la República.

Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 549-550 nos describe los acontecimientos del 28 de septiembre de 1906 en la Historia de Cuba:

   “Tomás Estrada Palma inició su segundo período presidencial el 20 de mayo de 1906. Un trimestre después, el 19 de agosto, en lo que Leandro González Alcorta llamó la jura de Hato de las Vegas, en la provincia de Pinar del Río, surgió una chispa revolucionaria contra los procedimientos que habían determinado la continuación de Estrada Palma en el Poder. El Partido Moderado aparecía acusado de haber hecho imposible el libre ejercicio del sufragio. El Partido Liberal, prohijador de la rebelión, no había participado en la brega comicial del año anterior, pues, al conocer la trágica muerte de Enrique Villuendas, sus directores decretaron el retraimiento.

   “El movimiento revolucionario, extendido a través del país, pero con mayor incremento en las provincias de Pinar del Río, La Habana y Las Villas, pareció pronto irrefrenable. El Gobierno acabó por juzgarlo así. Y cayó en el extravío de solicitar la intervención de los Estados Unidos y el envío de tropas norteamericanas a La Habana.

   “El presidente Roosevelt prefirió buscar una solución cubana al conflicto surgido en la Isla. Envió a La Habana a William H. Taft y Robert Bacon, miembros de su gabinete. Los esfuerzos de estos legados fueron inútiles. La situación gobernante se negó a aceptar arreglo alguno que llevase consigo el reconocimiento de la insurrección. Estrada Palma convocó al Senado y a la Cámara de Representantes para que, reunidos en un solo cuerpo el 28 de septiembre de 1906, adoptasen acuerdos respecto de las renuncias de sus cargos formuladas por él y el Vicepresidente de la República.

   “En el salón de sesiones de la Cámara de Representantes se reunió el Congreso el 28 de septiembre de 1906. Antes que la lectura de la renuncia de Estrada Palma, los congresistas escucharon la de un escrito de afligente significación: el escrito por el cual el Presidente comunicaba haber aceptado las dimisiones presentadas por todos los secretarios del despacho. El Congreso conoció luego el texto de las renuncias de Tomás Estrada Palma y Domingo Méndez Capote, presidente y vicepresidente de la República, respectivamente. Un representante, Alfredo Betancourt y Manduley, se manifestó opuesto a que fuesen aceptadas y propuso que, con apelación a supremos argumentos, se arrancase del Presidente el desistimiento de su actitud. El senador Alfredo Zayas impugnó esta iniciativa, que juzgó ilegal y peligrosa. La mayoría se decidió por la proposición de Betancourt y Manduley. La sesión se suspendió hasta las veintiuna horas, a fin de que se cumpliese en el entretanto el acuerdo adoptado.

   “En vano el Congreso imploró del Presidente de la República el sacrificio de que retirase su renuncia. A la numerosa comisión de senadores y representantes que, con aquella finalidad, lo visitó en la tarde del 28 de septiembre de 1906, apenas interrumpida la sesión conjunta, expresó Estrada Palma serle imposible, porque se trataba de su decoro y de la dignidad del gobierno por él dirigido, volver sobre su determinación. Los representantes y senadores adictos al dimisionario, reunidos en la morada del senador Ricardo Dolz después de la infructuosa entrevista con Estrada Palma, deliberaron extensamente acerca de si debían acudir a reanudar la sesión del Congreso para elegir un presidente provisional. Las opiniones estuvieron divididas. Por veinte votos contra quince acordaron los moderados no concurrir a la Cámara de Representantes aquella noche memorable, y la muerte de la sesión del Congreso produjo el eclipse de la República.”

• 1896 -



- Mayor General Antonio Maceo en el Municipio de Mantua, Pinar del Río. Resolución de las batallas de Tumbas de Estorino y Manaja de los días 26 y 27 de septiembre.

- José Miró Argenter en “Cuba Crónicas de la Guerra (La Campaña de Occidente) - Tomo III: Segunda Edición” de la Editorial Lex, 1942, páginas 100-101 describe los acontecimientos del 27 de septiembre de 1896 en la Historia de Cuba:

   “Maceo, al día siguiente, emprendió marcha hacia Francisco para que se le incorporaran las fuerzas que combatieron en la Manaja, las cuales, siguiendo el rastro de la columna española al dejar el campo en la mañana del 28, la tirotearon por el camino de Bartolo. Los españoles que llevaban largo convoy de heridos se dirigieron a Dimas. Por la tarde se incorporaron al cuartel general el regimiento Gómez y los destacamentos que con tanta bizarría sostuvieron la acción de la Manaja. Con objeto de dar algún descanso a la tropa, y especialmente a los campesinos que venían en la columna, soportando una carga que era más propia de acémilas, se acampó en Francisco durante los días 29 y 30, descanso que aprovechó la sanidad para su humanitaria misión, tan erizada de obstáculos, en medio de aquel incesante batallar que no permitía el examen de las heridas, pues cuando empezaba la tarea profesional, se interponía la operación destructora de las armas. Los heridos de mayor gravedad, aquellos que por su estado no podían seguir en la ambulancia, fueron conducidos a los lugares más recónditos de la sierra, y dejados al amparo y misericordia de la gente caritativa que, aun careciendo de lo más indispensable, se brindaba a traer el socorro para el patriota inválido. ¡Que problema el de la curación de nuestros soldados si la muerte no se hubiese encargado de despejar la incógnita!... El descanso no fue largo; el día primero de Octubre ya estaba Maceo en marcha para retar a los españoles que defendían las líneas de Viñales. Las dos columnas que le disputaron el paso en Tumbas de Estorino y en la Manaja desaparecieron de la escena. El general Melguizo no volvió a combatir.”

• 1873 -



- Fue asaltada y tomada Santa Cruz del Sur por las fuerzas al mando del general Máximo Gómez.

• 1566 -




- De las “Actas Capitulares del Ayuntamiento de La Habana” Tomo II 1566 - 1574, dirigida por Emilio Roig de Leuchsenring, Municipio de La Habana, Administración del Alcalde Dr. Antonio Beruff Mendieta, editada en 1939:

   “Cabildo 28 septiembre de 1566.

   “En la villa de San Cristobal de la Habana á veinte é ocho dias del mes de Setiembre de mil é quinientos é sesenta é seis años se juntaron á consulta y cabildo segun que lo han de uso é costumbre conviene á saber: El Ylustre Señor García Osorio Gobernador y Capitan General por Su Magestad desta Ysla de Cuba é los Señores Antonio de la Torre é Juan de Ynestrosa é Bartolomé Cepero regidores desta dicha villa en precsencia de mi el escribano de yuso escrito é lo que se trató en el dicho cabildo es lo siguiente.

   “Fué acordado que por cuanto algunas personas venden carne salada fuera desta villa en algunos puestos y estancias de su jurisdiccion é dicen que no deben la sisa della por vendella fuera desta villa que mandaban é mandaron que se cobre la sisa de toda la carne que se vendiere en cualquiera parte y lugar que sea jurisdiccion desta villa é la paguen las personas que la vendieren quitando para la sisa como está ordenado.

   “Fué acordado que por cuanto el reverendo padre Hernan Rodriguez de Verduras ha pedido que por cuanto él es cura desta villa y su Santa Yglesia della la capellania de Fernan Tellez desde primero de Mayo hasta postrero de Agosto é se le dé el dicho tercio que se le mande pagar y ansí-mismo se dé la memoria de los que tienen censo é de las misas que es obligado decir é sus mercedes mandaron que se le dé segun que lo pide.- Garcia Osorio.- Antonio de la Torre.- Juan de Ynestrosa.- Bartolomé Cepero.- Pasó ante mi 
Francisco Perez de Borroto escribano público y cabildo.
   “Fianza.

   “En la villa de San Cristobal de la Habana, en once dias del mes de Setiembre de mil é quinientos é sesenta é seis años ante el Ylustre Señor Garcia Osorio Gobernador y Capitan General por Su Magestad desta Ysla de Cuba y en presencia de mi el escribano de yuso escrito Juan Roman alguacil desta villa dijo: que el daba y dió por su fiador como está mandado para que hará residencia á Bartolomé Basago vecino desta villa el cual dicho Bartolomé Basago dijo que fiaba y fió al dicho alguacil Juan Roman en tal manera que hará residencia personalmente de todo el tiempo que fuese alguacil desta villa é Su Magestad la mandase tomar é pagará todo lo que en la dicha residencia fuese juzgado é sentenciado é cuando no hiciese la dicha residencia él como tal fiador lo pagará por su persona é bienes sin que se haga descusion en la persona é bienes del dicho Juan Roman é para ello obligó su persona é bienes muebles é raices habidos é por haber é dió poder á las justicias de Su Magestad para que le compelan á ello é renunció las leyes de que en este caso se podria aprovechar en especial renunció la ley é regla del derecho en que diz que general renunciacion de leyes fecha non vale é porque no sabe escribir á su ruego firmólo el padre Fray Gabriel de Zabala.- testigos el dicho Fray Gabriel de Zabala- é Alonso Fajardo é Bernardino de Mata- Fray Gabriel Gutierrez Zabala.

- Próxima Acta Capitular del Ayuntamiento de La Habana: 11 de octubre de 1566.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada