viernes, 30 de septiembre de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 30 de septiembre en la Historia de Cuba

• 1779 -



- Villa y Escudo de Armas de Güines.

Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 553-554 nos describe los acontecimientos del 30 de septiembre de 1779 en la Historia de Cuba:

   “La comarca en cuyo seno había de levantarse el pueblo de Güines fue conocida de los castellanos desde los días de la conquista. Por allá tuvo su asiento primitivo la villa de San Cristóbal de la Habana. Pero entonces las cosas no se presentaron propicias. La población erigida por Diego Velázquez de Cuéllar en las márgenes del río de Güines, Mayabeque u Onicajinal desapareció, pues sus moradores se trasladaron a la desembocadura del Casiguagas.

   “Lo que tan mal éxito tuvo para ser habitado en los primeros tiempos de la colonización tomó luego el nombre de hacienda de Güines. El indio Pedro Guzmán levantó en el hermoso valle fecundado por el Mayabeque una ermita. En torno a ésta algunas familias labradoras fabricaron sus viviendas. El auge del caserío se hizo sin mayor tardanza notable y ya en 1735 sus, vecinos edificaron una iglesia de madera que fue erigida en parroquial bajo la advocación de San Julián y San Francisco Javier. Sus condiciones merecieron atención preferente del capitán general Felipe de Fonsdeviela, marqués de la Torre, quien demandó de la Corte las prerrogativas a que se refirió la real cédula dada por Fernando VII en 22 de octubre de 1817 en los siguientes términos:

   “"Gobernador Capitán General de la Isla de Cuba, ciudad de San Cristóbal de la Habana y presidente de mi real audiencia que reside en la villa de Puerto Príncipe. En carta de 6 de noviembre de 1775, hizo presente vuestro antecesor el marqués de la Torre a mi augusto abuelo, que los habitantes del partido de los Güines, conocido por la exquisita calidad de los tabacos, le habían hecho ya instancia para que la remitiese con su apoyo, reducida a que se le concediese título de villa con el escudo de armas que proponían, facultad para demarcar la jurisdicción en que había de tener... En vista de todo y conforme a lo que propuso el mi Consejo de Indias en consulta de 14 de agosto de 1779, se dignó mi augusto abuelo conceder la gracia que se pedía, mandando al mismo tiempo por cédula de 30 de septiembre siguiente, que dicho gobernador pasase o enviase persona que señalase y apease las tierras para ejidos..."

   “Importancia, y no escasa, revistió para Güines o San Julián de los Güines la concesión del título de villa y del escudo de armas. La gracia real otorgada a la risueña población del Mayabeque en 30 de septiembre de 1779 fue para sus pobladores un aliciente magnífico. Pudieron entonces apreciar cuán cierto era que sus esfuerzos no se perdían en el vacío respecto de los directores de la cosa pública. Los resultados provechosos de todo ello no se echaron de menos. Güines, elevada su categoría, entraba en franco período progresivo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada