lunes, 28 de noviembre de 2016

Disidentes cubanos reaccionan a muerte de Fidel Castro

"El problema de Cuba no se resuelve con la muerte de Fidel Castro, se resuelve con la salida de la dictadura del poder”, dijo Fariñas

img_1330
Yaritza Rivera Clemente/EL VOCERO
Disidentes cubanos enfrentan la muerte de Fidel Castro esperanzados por los posibles cambios que esto podría suponer para el futuro político de la isla caribeña.
El disidente cubano, Guillermo Fariñas, expresó que es momento de escuchar al pueblo cubano y sus propuestas para Cuba, aunque está consciente de que la muerte de líder no será, posiblemente, el fin inmediato del régimen político vigente.
“Este es el momento en que necesitamos más solidaridad de la comunidad internacional y de los gobiernos democráticos del mundo para poder salir del otro dictador que queda. El problema de Cuba no se resuelve con la muerte de Fidel Castro, se resuelve con la salida de la dictadura del poder”, dijo Fariñas.
“Se ha muerto un símbolo, un símbolo de la dictadura, y lo que más considero es que se ha muerto el 50% de la revolución. Va a comenzar una lucha de fuerzas internas, entre ellos, porque Raúl Castro va a tratar de dejar el poder en manos de su hijo o su nieto, quienes son los que realmente están mandando en Cuba. Creo que es el momento también de que los que estamos dentro como los que estamos fuera que busquemos lo que nos une y desechemos lo que nos separa. Este es un momento de buscar unidad, de buscar concertaciones políticas, de tener una sola voz y hacer exigencias concretas a todos los niveles… Se ha muerto la persona más icónica de la mal llamada revolución cubana”, agregó.
De igual forma, manifestó que lo que va a ocurrir ahora en Cuba con la muerte del exlíder cubano será un intento de a financiamiento de la dictadura porque se tratará por todos los medios posibles que la dinastía familiar que está en el poder sea aceptada por la comunidad internacional.
“Fundamentalmente por el gobierno de Estados Unidos y de los gobiernos que forman parte de la unión europea. Eso es lo que creemos que va a ocurrir. Creemos que va a haber más represión. De hecho, hay varios hermanos nuestros que sus casas están siendo vigiladas. No los dejan salir”, explicó.
“Las dictaduras son más peligrosas en los principios que en los finales. Yo creo que se a reforzar la represión, pero represión va a disminuir si hay solidaridad internacional. Si los cubanos que están aquí llenan las redes sociales, los programas de televisión, solidarizándose con los que están allá reprimidos”, señaló.
En una rueda de prensa convocada en Casa Cuba en Isla Verde, Fariñas manifestó que cree que “Dios o el diablo se llevaron a Fidel en el momento oportuno y creo que no debemos dejar pasar este tren”.
“Esto debemos aprovecharlo como demócratas, tanto los exiliados como los que estamos luchando dentro de Cuba. Creo también que es importante denunciar constantemente que hay una dictadura militar, pero que hay unas juntas militares en el poder y hay una dinastía militar en el poder. Políticamente quien hace los discursos es Alejandro Castros Espín. Es importante que se sepa que todas las inversiones que hay en Cuba las aprueba (Luis Alberto Rodríguez) el yerno de Raúl Castro”, aseguró.
Sobre el embargo a Cuba por parte de los Estados Unidos, expresó que debe mantenerse hasta que comiencen a dar pasos concretos hacia la democracia.
“El acuerdo de nosotros en la práctica es que hay que tratar de poner al frente del Departamento de Estado a una persona que sea un demócrata no comprable y los cubanos americano en el Congreso de Estados Unidos le van a presentar un plan de qué es lo que hay que hacer con Cuba, que lo fundamental es que exista una negociación y no una concesión como es hasta ahora. El gobierno cubano tiene que dar algo y el gobierno americano tiene que dar algo. El gobierno cubano tiene que perder algo y el gobierno americano tiene que perder algo. Eso es una negociación. Hasta ahora la petición que tenemos la mayoría de la población interna cubana y del exilio es que es una concesión, o sea todo lo ha dado los Estados Unidos y el gobierno cubano no ha hecho ninguna concesión… Es importante que el Partido Demócrata y el Partido Republicano en el tema de cuba tengan una sola voz”, sentenció.
Por su parte, el licenciado Guillermo Toledo, manifestó que hoy es un día sumamente especial para Cuba. “Ha muerto en Cuba un dictador y yo diría que se ha salvado un pueblo”, agregó Toledo.
Mientras, el disidente del régimen cubano, René Gómez Mansano, mencionó que los distintos dirigentes políticos cubanos deben contribuir para ponerle fin a esta “desgracia que está viviendo Cuba desde hace 60 años”.
“Esto es algo que se dice muy rápido, pero es una verdadera tragedia para un pueblo entero”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada