viernes, 2 de diciembre de 2016

DEMANDA SOCIO ECONOMICA MUNICIPIO DE OPOSICION HABANA.




Municipio de Oposición Habana Vieja
Calle Sol No. 368 e/ Aguacate y Compostela
Teléfono: 53 165 219
A: Presidente Municipal del Poder Popular Habana Vieja     
Manuel Omar González Socarrás

De: Municipio de Oposición Habana Vieja
DEMANDA SOCIO ECONOMICA MUNICIPIO DE OPOSICION HABANA.
TITULO. LOS RESTAURANTES PARTICULARES EN EL CENTRO DE LA OFENSIVA ESTATAL CONTRA LA INICIATIVA PRIVADA.
INTRODUCCION
La dirigencia cubana no tiene la voluntad política para iniciar una reforma económica, viendo en la iniciativa privada y el desarrollo individual, una seria amenaza para su hegemonía y  monopolio absoluto de la sociedad. 
La iniciativa privada, a pesar de todas las limitaciones y hostilidades impuestas por el estado ha demostrado su capacidad para ofrecer servicios eficientes, y proveerles a sus dueños y empleados, un nivel de vida superior al que ofrece el sector estatal. 
El discurso oficial se sustenta en la supuesta superioridad de la centralización y planificación estatal de la economía. Sin embargo, la cúpula gobernante reconoce la necesidad de reformar la gestión económica, y les da un pequeño espacio a la propiedad no estatal en momento de crisis, pero no les asiste la voluntad política para emprender las necesarias e imperativas trasformaciones económicas que demanda la sociedad cubana, demostrando con ello, que todas las decisiones en Cuba están supeditadas a los intereses y prioridades del gobierno, con el fin de mantener el poder vitalicio. 
FUNDAMENTACION.
El gobierno cubano ha suspendido temporalmente la emisión de nuevas licencias para restaurantes privados, conocidos popularmente como “paladares”, y ha recrudecido el escrutinio sobre los que ya operan en La Habana, advirtiendo a sus dueños que deben obedecer las regulaciones establecidas
Las medidas anunciadas han tenido una gran repercusión en los medios, principalmente fuera de Cuba. A pesar de que hacía más de un mes que  se tomaron las primeras medidas, no fue hasta que varios medios internacionales reflejaron la noticia, que Isabel Hazme, vicepresidenta del Consejo de la Administración del Poder Popular de Ciudad de la Habana dio la versión oficial para justificar estas medidas. Y aunque Isabel Hazme enfatizó,  que las suspensiones de nuevas licencias son temporales, conmocionó a toda la población, en especial, a todos los comenzarían a invertir en este sector.
También ha perjudicado a aquellos que han logrado ciertos éxitos en el negocio gastronómico,  pero con grandes inversiones,  que ahora ven su futuro incierto. Con el objetivo de justificar la medida y calmar los ánimos, la vicepresidenta del Consejo de la Administración del Poder Popular de la Habana, Isabel Hazme, expuso los motivos por los cuales se habían tomados las medidas en contra de los negocios privados, y enumeró un conjunto de supuestas violaciones dentro de estos restaurantes. Entre las que se destacan.
1 -. Consumo y expendio de drogas en los restaurantes
2 -. Ejercicio de la prostitución y el proxenetismo en los locales.
3 -. Adquisición de mercancías de manera ilícita y de contrabando.
4 -. Inversión de capital de procedencia dudosa – blanqueo de dinero-
5 -. Distorsión del objeto social de los restaurantes, usándolos como clubes o discotecas.
6 -. Importación de mercancías para uso comercial.
Es un hecho que la intervención de la vicepresidenta del Consejo de la Administración de Ciudad de la Habana, lejos de dejar claro los motivos que originaron la absurda medida, lo único que logró fue adicionar un poco más de contradicciones e interrogantes. 
Cabe preguntarse, si estos fueron los verdaderos motivos de las medidas, por qué no se les comunicó de forma inmediata y oportuna los orígenes de las medidas a la población. Si el gobierno tiene información de que están ocurriendo delitos de tal magnitud, como tráfico y consumo de drogas, por qué no ha tomado medidas contra los responsables de estos hechos.
Esa situación nada tiene que ver con aquellos que aspiran solicitar una licencia. Sin embargo, el Estado no ha implementado igual medida para sus establecimientos, aunque reconocen que en ellos se producen algunas de estas irregularidades. Sin embargo las mediadas solo afectan  a los restaurantes privados. 
Sin dudas, que no podemos ver estas medidas del Estado como aisladas, ya que realmente son medidas muy recurrentes, y al mismo tiempo son las herramientas que usa el Estado para acabar con cualquier iniciativa privada que esté dando muestra de eficiencia económica, calidad y expansión. 
Del mismo, modo todas estas medidas económicas coinciden con un aumento de hostilidades y ataques contra de los Estados Unidos. En especial atacando programas del Gobierno americano, como el programa educativo Wordld Learning. Y lo que se hace llamar, “el avispero”,  manifestaciones organizadas en varias Universidades, para repudiar el embargo. Esta retórica de muchos  funcionarios del Partido Cominista, del Gobierno y la prensa oficial hace recordar los viejos tiempos de la “Ofensiva Revolucionaria” contra los comercios privados.
El hecho de que en Cuba no existe división de poderes y por tanto, un marco legal independiente, que les garantice a los ciudadanos sus derechos económicos y sociales, una sociedad donde las prohibiciones y las regulaciones asfixian y dificultan toda iniciativa individual, crea un clima, en estreno hostil para el desarrollo y consolidación de cualquier iniciativa en el sector privado.
CONSIDERANDO: Que los restaurantes privados se han convertido en  fuertes competidores con el sector estatal, con mejores servicios y ofertas.
CONSIDERANDO: Que el propio Raúl Castro enfatizó en el Sexto Congreso del Partido, que  a las formas de gestión no estatal, no se permitiría la concentración de la propiedad en personas jurídicas y naturales.
CONSIDERANDO: Que la medida de coacción a los dueños de estos restaurantes privados comenzaron  desde el mes de septiembre y no es hasta que los medios internacionales reaccionan y catalogan las medidas como un retroceso y el inicio de  una ofensiva del oficialismo contra los negocios privados es cuando las autoridades de Ciudad de la Habana se pronuncian sobre el asunto.
CONSIDERANDO: Que no es una medida coherente prohibir la autorización de nuevas licencias para operar restaurantes, con la justificación de que los actuales están cayendo en ilegalidades. A no ser que el Gobierno haya tomado la decisión de no autorizar más nuevas licencias, para poco a poco ir eliminando los restaurantes privados existentes.
CONSIDERANDO:  Que es inconcebible acusar a los dueños de restaurantes privados por supuestas violaciones en la adquisición de los insumos, cuando luego de más de una década de autorizados estos pequeños negocios no existe en toda la isla un mercado mayorista, donde puedan comprar los productos a utilizar en sus establecimientos.  
CONSIDERANDO: Que la palabra temporal ha sido utilizada por las más altas autoridades del Estado en reiteradas oportunidades y han resultado ser permanentes. Un caso emblemático fue la suspensión de las navidades en Cuba en 1969,  so pretexto de la necesidad de una masiva participación en la zafra azucarera, que duro por décadas.
CONSIDERANDO: Que este incipiente sector empresarial es mucho más eficiente en todas sus gestiones que el estatal.
CONSIDERANDO: Que las supuestas irregularidades que existen en estos establecimientos, también pudieran encontrarse en los restaurantes estatales.

CONSIDERANDO: Que son las autoridades competentes y nos los dueños de los restaurantes son las encargados del control de actividades ilícitas, como la prostitución y el consumo y comercio de drogas, etc. 
CONSIDERANDO: Que en ningún momento los medios de comunicación se han hecho eco de tan grave situación. Y de ninguna manera, de ser ciertas estas aseveraciones de la vicepresidenta del Consejo de la Administración de la Habana sobre la existencia de drogas, prostitución, lavado de dinero, entre otros delitos,  quien garantiza que los restaurantes estatales no están cayendo en iguales irregularidades.
CONSIDERANDO: Que las ofertas recreativas proporcionadas por el Gobierno cubano son escasas y de mala calidad, y además, no se autorizan licencias para operar discotecas.
POR TANTO: Es muy probable que esta medida tomada por el Estado de cesar temporalmente la entrega de nuevas licencias para operar nuevos restaurantes realmente está sustentada en la decisión del gobierno de ponerle freno a las tímidas reformas que había comenzado.
POR TANTO: Estas medidas son un reflejo inequívoco de la poca voluntad política del gobierno para buscarle solución a los acuciantes problemas que enfrenta nuestra economía.
POR TANTO: Estas medidas son la continuidad de otras implementadas en el pasado reciente, como fue el cierre de los mercados mayoristas en la Habana y Santa Clara, y con ello se eliminaron las recientemente constituidas cooperativas de servicios que operaban.
POR TANTO: Si existiesen dueños de restaurantes que toleren o practiquen delitos tan graves como el expendio y consumo de drogas en sus propiedades, solo ellos deben sufrir las consecuencias de sus actos. Es posible que haya personas que tengan  dinero invertido en inmuebles, insumos y demás, y solo estén esperando la licencia correspondiente para empezar a operar y por ello pierdan toda su inversión.
POR TANTO: La inexistencia de un clima seguro, un marco legal que proteja y garantice el derecho a la propiedad privada y al desarrollo individual producto del trabajo honesto, son las principales causas que impiden que podamos transitar por el camino del desarrollo.
Por todas estas razones antes expuestas:
DEMANDAMOS: Se deje sin efecto la medida que temporalmente prohíbe el otorgamiento de nuevas licencias para operar restaurantes privados.
DEMANDAMOS: Se deje de justificar nuestros problemas internos con el supuesto embargo estadounidense y se eliminen todas las prohibiciones, regulaciones y controles estatales que en realidad son el único embargo que impide el progreso y bienestar de las familias cubanas.
DEMANDAMOS: La creación inmediata de un mercado mayorista que provea a todos los dueños de restaurantes de los insumos necesarios.
DEMANDAMOS: Que los dueños de restaurantes puedan importar los insumos necesarios para el buen funcionamiento de sus negocios.
DEMANDMOS: El cese inmediato de la discriminación a la que está siendo sometida la población cubana dentro y fuera de la isla, al no permitírsele participar en las inversiones y negocios a los cuales si tienen acceso los extranjeros.
DEMANDAMOS: El establecimiento de un marco legal que garantice el derecho de todos los cubanos a la propiedad individual.
DEMANDAMOS Que: se deje de estigmatizar por parte del estado toda actividad económica desarrollada por la iniciativa privada y se reconozca públicamente el importante papel que juega la pequeña y mediana empresa  el desarrollo de cualquier país y en la creación de nuevos empleos, mejores servicios y bienestar y desarrollo en la sociedad.
DEMANDAMOS se ponga fin a la prominencia de las consideraciones políticas e ideológicas de un pequeño grupo de personas, y en su lugar, se priorice el bien común en la toma de decisiones. 
Para que así conste firmamos la presente demanda social:
Yeander Farres Delgado                                   Zabhira Castro Casals
Presidente MDO Habana Vieja                            Comisionada de Información y Prensa
Lázaro Marlon Mesa  Romero                             Yasser Alfonso Betancourt,
Comisionado de  Derechos Humanos.                  Comisionado de Comercio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada