s√°bado, 12 de junio de 2021

PRIMER MANIFIESTO INTERNACIONAL CONTRA EL COMUNISMO

Sent: Saturday, June 12, 2021, 6:13:01 AM EDT



ūüá®ūüáļ 
ATENCI√ďN CUBA 
Cuba Nacionalista reproduce en su totalidad el primer manifiesto contra el comunismo.
La propaganda comunista constantemente nos habla de los crímenes cometidos por el Nacional Socialismo, ignorando los crímenes cometidos por el comunismo internacional que fueron muchos más que los del Nazismo.
El comunismo internacional es responsable de m√°s de 100 millones de seres humanos asesinados.
Controlando los medios de difusi√≥n es f√°cil enga√Īar a las personas.
Los libros de historia escritos por los vencedores mienten descaradamente y será necesario una revisión total de ellos en un mundo libre y cristiano.
Tenemos el ejemplo de algunos Cubanos haciéndole el juego aquellos que han destruido nuestra patria y han asesinado miles de Cubanos.
Acusan a la dictadura castrista de Facista cuando en realidad son marxistas que es muy diferente unos del otro.
Ignorancia o complicidad ?
El Comunismo internacional y sus lacayos nativos con los hermanos Castros son los grandes culpables de nuestra desgracia.
Cuba Nacionalista declara para la historia que nuestros enemigos son los Marxistas leninistas y a ellos dedicamos nuestros esfuerzos de erradicarlos de nuestra patria y del mundo en que vivimos.
Viva Cristo Rey 
Viva la Patria 
Viva Cuba Nacionalista 

Gracias a nuestro camarada y hermano Nacionalista 
JN por hab√©rnoslo enviado 



PRIMER MANIFIESTO INTERNACIONAL CONTRA EL COMUNISMO

La Declaración de Praga condena al comunismo por crímenes contra la humanidad

26 de octubre de 2009 -El nacionalsocialismo alemán se ha convertido en la exclusiva cara del Mal en el mundo. Las embajadas de Alemania y de Israel, así como la prensa, protestan porque un museo de cera en Tailandia use como anuncio su reproducción de Adolf Hitler. Nadie, sin embargo, hubiera protestado si la imagen en cuestión hubiese sido la de Jozef Stalin. Incluso es habitual cruzarse con gente que lleva orgullosa en su camiseta la cara de un cierto terrorista denominado Che Guevara. La Declaración de Praga quiere acabar con esa impunidad del comunismo.

Donde ha gobernado o donde ha tratado de hacerlo, el comunismo ha cometido genocidios y matanzas sin cuento, como la muerte por hambre de al menos siete millones de ucranianos o la matanza de Paracuellos del Jarama. La suma de muertos por los creadores del Hombre Nuevo supera los cien millones de seres humanos. Todos conocemos los campos de concentración del III Reich alemán. En cambio, los lugares del horror comunista en la URSS o China son casi desconocidos.
Poco a poco, se va resquebrajando esa impunidad intelectual. En abril pasado, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que se proponía la adopción del 23 de agosto, día del pacto entre Hilter y Stalin por el que ambos dictadores se repartían la Europa del Este, como Día de Recuerdo de las Víctimas de los Totalitarismos.
En Praga, ciudad que ha sufrido los totalitarismos nazi y comunista, ha surgido el proyecto de la Declaración de Praga. En ella se exhorta a autoridades y ciudadanos europeos a crear un Instituto de la Memoria y Conciencia de Europa que informe e investigue el comunismo y el nazismo, y un museo paneuropeo de las víctimas de todos los regímenes totalitarios. Como sostienen sus impulsores, no habrá una Europa unida antes de que no sea capaz de unificar su historia y reconocer el comunismo y el nazismo como movimientos responsables de genocidios.
Incitamos a nuestros lectores a leer la Declaración de Praga y a firmarla. Aquí hay la parte esencial de su contenido:

DECLARACI√ďN DE PRAGA

Teniendo en cuenta el futuro digno y democr√°tico de nuestra com√ļn patria europea,

• Considerando que las sociedades que olvidan su pasado carecen de futuro,

• Considerando que Europa no se unir√° a menos que sea capaz de unificar su historia, de reconocer el comunismo y el nacionalsocialismo como un legado com√ļn y de lograr un debate sincero y profundo sobre todos los cr√≠menes totalitarios del siglo pasado, 

• Considerando que la ideolog√≠a comunista es directamente responsable de cr√≠menes contra la humanidad,

• Considerando que la mala conciencia que se deriva del pasado comunista es una pesada carga para el futuro de Europa y para nuestros hijos,

• Considerando que diferentes valoraciones del pasado comunista todav√≠a puede dividir a Europa en Occidente y Oriente,

• Considerando que la unidad europea fue una respuesta directa a las guerras y a la violencia causada por los sistemas totalitarios en el continente,

• Considerando que la conciencia de los cr√≠menes de lesa humanidad cometidos por los reg√≠menes comunistas en todo el continente debe informar a todas las mentes europeas en la misma medida que los cr√≠menes del r√©gimen nacionalsocialista, 

• Considerando que existen similitudes entre el nacionalsocialismo y el comunismo en lo que se refiere a su car√°cter horrible y espantoso y a sus cr√≠menes contra la humanidad,

• Considerando que los cr√≠menes del comunismo todav√≠a necesitan ser evaluados y juzgados desde los puntos de vista jur√≠dico, moral y pol√≠tico, as√≠ como el punto de vista hist√≥rico,

• Considerando que tales cr√≠menes fueron justificados en el nombre de la teor√≠a de la lucha de clases y el principio de la dictadura del proletariado que utilizan el terror como m√©todo para preservar el poder de los Gobiernos que lo aplicaron, 

• Considerando que la ideolog√≠a comunista ha sido utilizado como una herramienta en manos de imperialistas en Europa y en Asia para alcanzar sus planes expansionistas,

• Considerando que muchos de los autores que cometen y han cometido cr√≠menes en nombre del comunismo a√ļn no han sido llevados ante la justicia y sus v√≠ctimas a√ļn no han sido indemnizadas ni satisfechas, 

• Considerando que el objetivo de proporcionar informaci√≥n completa sobre el pasado totalitario comunista que conduzca a una comprensi√≥n m√°s profunda y al debate es una condici√≥n necesaria para la futura integraci√≥n de todas las naciones europeas, 

• Considerando que la reconciliaci√≥n definitiva de todos los pueblos europeos no es posible sin un esfuerzo potente para establecer la verdad y para restaurar la memoria,

• Considerando que el pasado comunista de Europa debe ser tratado a fondo, tanto en la academia y el p√ļblico en general, y las generaciones futuras deben tener f√°cil acceso a la informaci√≥n sobre el comunismo, 

• Considerando que en diferentes partes del mundo, s√≥lo unos pocos reg√≠menes totalitarios comunistas sobreviven, pero que, sin embargo, oprimen aproximadamente a un quinto de la poblaci√≥n mundial, y a√ļn se aferran al poder, cometiendo delitos e imponiendo un alto coste para el bienestar de sus pueblos,

• Considerando que en muchos pa√≠ses, a pesar de que los partidos comunistas ya no est√°n en el poder, no se han distanciado p√ļblicamente de los cr√≠menes de los reg√≠menes comunistas, ni los han condenado, 

• Considerando que Praga es uno de los lugares que sufri√≥ tanto el nazismo como el comunismo, estando convencidos de que los millones de v√≠ctimas del comunismo y sus familias tienen derecho a disfrutar de la justicia, la solidaridad, la comprensi√≥n y el reconocimiento de sus sufrimientos en la misma forma que las v√≠ctimas del nazismo han sido moral y pol√≠ticamente reconocidos, Nosotros, los participantes de la Conferencia de Praga Conciencia europea y el comunismo, 

• Ante la Resoluci√≥n del Parlamento Europeo sobre el sexag√©simo aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo de 1945, de 12 de mayo 2005,

• Ante la Resoluci√≥n 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero 2006,

• Ante las resoluciones sobre los cr√≠menes comunistas adoptadas por varios Parlamentos nacionales,

• Ante la experiencia de la Comisi√≥n por la Verdad y la Reconciliaci√≥n en Sud√°frica,

• Ante la experiencia de los Institutos de la Memoria y los memoriales en Polonia, Alemania, Eslovaquia, la Rep√ļblica Checa, Estados Unidos, el Instituto para la Investigaci√≥n de Cr√≠menes Comunistas en Rumania, los museos de la ocupaci√≥n de Lituania, Letonia y Estonia, as√≠ como la Casa del Terror, en Hungr√≠a,

• Ante las presidencias actuales y futuras en la UE y el Consejo de Europa

• Ante el hecho de que 2009 es el vig√©simo aniversario de la ca√≠da del comunismo en Europa Central y Oriental, as√≠ como de los asesinatos en masa en Ruman√≠a y en la masacre de la Plaza de Tiananmen en Pek√≠n, 

Pedimos:

1. Llegar a un entendimiento entre todos los europeos de que los regímenes totalitarios nazi y comunista deben ser juzgados por sus propios méritos terribles para ser destructivo en sus políticas de manera sistemática la aplicación de las formas extremas de terror, la supresión de todos los civiles y las libertades humanas, empezando por las guerras de agresión y, como una parte inseparable de sus ideologías, exterminio y la deportación de naciones enteras y grupos de población, y que como tales deben ser considerados los principales desastres, que frustró el siglo 20,

2. El reconocimiento de que muchos crímenes cometidos en nombre del comunismo deben ser calificados como crímenes de lesa humanidad, de modo que constituyan una advertencia para las generaciones futuras, de la misma manera los crímenes nazis fueron juzgados por el Tribunal de Nuremberg,

3. La formulaci√≥n de un enfoque com√ļn respecto de los cr√≠menes de los reg√≠menes totalitarios, incluidos los reg√≠menes comunistas, y una versi√≥n europea de los cr√≠menes comunistas, a fin de definir claramente una actitud com√ļn frente a los cr√≠menes de los reg√≠menes comunistas,

4. La introducción de una legislación que permita a los tribunales de justicia juzgar y condene a los culpables de los crímenes comunistas y compensar a las víctimas del comunismo,

5. La garantía del principio de igualdad de trato y no discriminación entre las víctimas de todos los regímenes totalitarios,

6. La presión europea e internacional para la condena efectiva de los crímenes del pasado comunista y la lucha eficaz contra los crímenes comunistas en curso,

7. El reconocimiento del comunismo como parte integrante y horrible de la historia com√ļn de Europa

8. La aceptación por toda Europea de la responsabilidad por los crímenes cometidos por el comunismo,

9. El establecimiento de 23 de agosto, día de la firma del pacto Hitler-Stalin, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, como un día de recuerdo de las víctimas de los regímenes totalitarios nazi y comunista, del mismo modo que Europa recuerda a las víctimas de la Holocausto el 27 de enero,

10. La reclamaci√≥n a los Parlamentos nacionales para que reconozcan los cr√≠menes comunistas como cr√≠menes contra la humanidad, y modifiquen la legislaci√≥n pertinente, 11. El debate p√ļblico sobre el mal uso comercial y pol√≠tico de los s√≠mbolos comunistas, 12. La continuaci√≥n de las audiencias de la Comisi√≥n Europea respecto a las v√≠ctimas de los reg√≠menes totalitarios, con miras a la elaboraci√≥n de una comunicaci√≥n de la Comisi√≥n,

13. El establecimiento en los Estados europeos que han sido gobernados por regímenes comunistas totalitarios de comités compuestos de expertos independientes con la tarea de recoger información sobre violaciones de los derechos humanos bajo cada régimen comunista totalitario a nivel nacional con el fin de colaborar estrechamente con el Consejo de Comité de expertos de Europa;

14. La elaboración de un claro marco jurídico internacional con respecto a un acceso libre e irrestricto a los archivos que contienen la información sobre los crímenes del comunismo,

15. La fundación de un Instituto Europeo de la Memoria y la Conciencia, que tendría dos funciones:

- A) la de un instituto europeo dedicado a la investigación de los estudios de totalitarismo, el desarrollo de proyectos científicos y educativos y EL apoyo a la creación de redes de institutos de investigación nacionales especializados en el tema de la experiencia totalitaria,

-B) y la de un museo memorial de √°mbito europeos de las v√≠ctimas de todos los reg√≠menes totalitarios, con el objetivo de recordar a las v√≠ctimas de estos reg√≠menes y de dar a conocer los cr√≠menes cometidos por √©stos, 

16. La organización de una conferencia internacional sobre los crímenes cometidos por los regímenes comunistas totalitarios con la participación de representantes de gobiernos, parlamentarios, académicos, expertos y asociaciones, cuyos resultados deben de difundirse en el mundo entero,

17. El ajuste y la revisi√≥n de libros de texto de historia europea para que los ni√Īos puedan aprender y ser advertidos sobre el comunismo y sus cr√≠menes en la misma forma que se les ha ense√Īado a comprender los cr√≠menes nazis 

18. La apertura de un debate amplio y profundo en toda Europa sobre la historia europea y la herencia comunista,

19. La conmemoraci√≥n conjunta del 20 ¬ļ aniversario el pr√≥ximo a√Īo de la ca√≠da del Muro de Berl√≠n, la masacre de la Plaza de Tiananmen y la matanza en Rumania.

Nosotros, los participantes de la Conferencia de Praga Conciencia Europea y el Comunismo, nos dirigimos a todos los pueblos de Europa, a todas las instituciones políticas europeas, incluidos los Gobiernos y los Parlamentos nacionales, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Consejo de Europa y otros órganos internacionales pertinentes, y los exhortamos a abrazar las ideas y las propuestas enunciadas en esta Declaración de Praga, y a convertirlas en medidas prácticas y políticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario