jueves, 26 de mayo de 2016

ASI PENSABA JOSE MARTI

POR: DELFIN LEYVA












El rayo surca, sangriento, 
El lóbrego nubarrón: 
Echa el barco, ciento a ciento, 
Los negros por el portón. 

El viento, fiero, quebraba 
Los almácigos copudos; 
Andaba la hilera, andaba, 
De los esclavos desnudos. 

El temporal sacudía 
Los barracones henchidos: 
Una madre con su cría 
Pasaba, dando alaridos. 

Rojo, como en el desierto, 
Salió el sol al horizonte: 
Y alumbró a un esclavo muerto, 
Colgado a un seibo del monte. 

Un niño lo vio: tembló 
De pasión por los que gimen: 
¡Y, al pie del muerto, juró 
lavar con su vida el crimen!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada