jueves, 26 de mayo de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA


El 26 de mayo en la Historia de Cuba

• 1898 -



- Desembarcó el “Florida” en la bahía de Banes, llevando como explorador al “Dauntles”. Esta expedición, una de las más importantes de toda la guerra, llevó a Cuba material sanitario, ortopédico, víveres y entre los expedicionarios la flor y nata de los refugiados cubanos en Estados Unidos. No tuvieron dificultad ninguna.

 1716 -

- Vicente Raja.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 299-300 nos describe los acontecimientos del 26 de Mayo de 1716 en la Historia de Cuba:

   “Vicente Raja, brigadier de los ejércitos de España, sustituyó en 26 de mayo de 1716 a Laureano de Torres Avala en el gobierno de la isla de Cuba. Este cambio en la Capitanía General coincidió con el advenimiento de un nuevo funcionario en La Habana: el teniente rey. La primera designación recayó en Gómez de Maraver. El incremento dado al corso que se organizaba en Cuba deparó alientos a los pobladores de la Colonia. La producción iba en aumento. La del tabaco ganaba terreno. Pero La Corona desarrollaba una política económica que constituía seria amenaza para la coordinación de sus intereses con los de los vegueros cubanos.

   “Con el gobernador Raja llegaron a Cuba los encargados de dictaminar acerca del estanco del tabaco: el intendente Salvador Olivares, el visitador Diego Daza y el asesor general y juez especial Pedro Nicolás Morales. Estos funcionarios opinaron en sentido favorable al estanco. Manuel de León y Navarro se presentó en La Habana, a principios de 1717, con facultades para inspeccionar todo lo relativo a los tabacos de la Isla, ejecutar las órdenes que se dictasen referentes al ramo y remover las dificultades con que chocase. Poco después el Rey ordenó la creación de una factoría en La Habana, con sucursales en Trinidad, Bayamo y Santiago, para la adquisición de toda la hoja que produjese Cuba.

   “Los resultados perturbadores del decretado estanco del tabaco se dejaron sentir en las principales zonas tabacaleras. El descontento se manifestó, lo mismo entre los cubanos que entre los canarios, en La Habana, Santiago, El Caney y Arimao. Los vegueros de Arimao se negaron a conducir sus cosechas a Trinidad. Los de las cercanías de La Habana adoptaron una actitud más violenta los que eran milicianos tomaron sus armas de fuego y los demás se proveyeron de machetes.

   “La conducta de las autoridades malogró la tranquilidad. La llegada a La Habana de buques destinados a cargar tabaco por cuenta de la Corona reencendió la rebeldía de cosecheros y traficantes. Unos quinientos de aquellos, procedentes de las zonas cercanas a La Habana y provistos de armas de fuego, se dirigieron a esta ciudad y se apoderaron de Jesús Fiel Monte el 21 de agosto de 1717. Empezaron por entorpecer una de las principales vías de comunicación que la plaza utilizaba para abastecerse de ganado y otros géneros. En el recinto de La Habana se exhibían protestas en todos los tonos contra Raja y los regentes del estanco.

   “En la noche del 22 de agosto de 1717 los rebeldes penetraron en La Habana y aumentaron su número con gente de la ciudad. Exigieron el reemplazo de Raja por Maraver. Un papel puesto en manos del obispo Valdés, con destino a la Junta de Autoridades, pidió la caída de Raja y los principales agentes de la Corona en el estanco, así como la asunción del mando supremo por el Teniente Rey. En medio de tanto alboroto no logró el Capitán General disciplinar los recursos materiales de que disponía para restablecer la normalidad. Subalternos suyos y miembros del ayuntamiento habanero no lo secundaron o lo secundaron tibiamente. La situación se hizo insostenible para los atacados. Raja fue exonerado por los rebeldes, sustituido por Maraver y obligado a embarcarse con Olivares, Daza y León en un galeón surto en el puerto.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada