martes, 12 de julio de 2016

Los Municipios de Oposición junto al pueblo buscarán una salida a la eventual crisis en Cuba




Por: Pedro A Alonso Pérez 
Director Ejecutivo Municipios de Oposición en el Exilio
Email: 
alonsopa63@yahoo.com
Teléfono: 305 244 3462
web: 
www.municipiosdeoposicion.com

WILMINGTON, Carolina del Norte -Julio 10 de julio de 2016 -Desde el pasado mes de mayo, del año en curso, se puso en marcha una nueva iniciativa por parte de la directiva de los Municipios de Oposición en el Exilio, con el objetivo es revitalizar el proyecto dentro de Cuba. Se definieron funciones y responsabilidades, para acelerar el proceso. Se encargó a Agustín País García, como Director de Relaciones Públicas a proyectarse más dentro de Cuba, para que la población conozca su trayectoria y su vinculación a la causa de la democratización en Cuba. Además, realizar importantes gestiones para la captación de fondos, que ya vienen dando resultados positivos.
Todos los Directivos del Proyecto de los Municipios de Oposición en el Exilio redoblarán sus esfuerzos para estimular la causa de la democracia en Cuba; aportarán todas sus iniciativas, recursos y contactos con el pueblo en la Isla.
En Cuba, para coordinar ese esfuerzo se determinó convocar una reunión en la Habana entre los tres promotores nacionales: el Ing. Gerardo Páez Díaz, por la zona Occidental, Antonio Suárez Fonticiella, zona Central y el Ing. Hergues Frandín Díaz zona Oriental. El encuentro le permitió conocer la situación que tenían en cada una de sus zonas de acción y cual serían las estrategias a seguir para implementar sus nuevas tareas. 
También se determinó la elaboración de una Demanda Conjunta Nacional que abordara la crítica situación creada por la decisión del régimen cubano de regular y controlar el precio de un determinado número de productos agrícolas y la no aceptación de la propuesta del Departamento de Estado norteamericano, para comercializar directamente con los productores privados de café.
La demanda fue presentada el pasado 28 de junio simultáneamente en varias cedes municipales del Poder Popular del país, en cumplimiento de la primera etapa de la iniciativa. Ahora se distribuirá a los delegados de Poder Popular a nivel de Circunscripción y en los Consejos Populares.  Además se hará una distribución en el sector campesino y cuentapropistas. Mediante las Peñas Democráticas se realizará la discusión pública con la genta en la calle, en cada una de las comunidades donde los Municipios tienen representantes.
Esta iniciativa, que forma parte de la estrategia de los Municipios de Oposición, para proyectar a sus miembros como verdaderos representantes de los intereses de la ciudadanía como legítimos servidores públicos. La interacción de los Municipios de Oposición con la población ha marcado un precedente muy especial, solo hay que ver la reacción de las autoridades a esta nueva iniciativa. 
El pasado día 28 de junio miembros del MDO de Artemisa, se proponían participar en la reunión de rendición de cuenta de los delegados a sus electores en la circunscripción 31, de la zona 18 en dicha localidad. La asamblea fue suspendida de forma repentina, con el objetivo de impedir que los miembros del Municipio de Oposición utilizaran el marco de la reunión para poner a consideración de los allí presentes el contenido de la demanda que días antes se habían presentado en la sede del Poder Popular municipal. 
La sola posibilidad de que los miembros de los MDO expongan públicamente sus criterios, sobre temas puntuales y problemas candentes que afectan a toda la sociedad cubana, rompe el esquema de verticalidad predeterminada, que siempre ha caracterizado al oficialismo con la centralización y el formalismo. Por esa razón decidieron suspender la reunión en Artemisa,  para evadir ese espinoso escenario. 
El gobierno ha creado una imagen edulcorada, donde las estructuras institucionales oficiales son presentadas como un foro de discusión y participación democrática. Por lo que se le hace muy difícil al oficialismo excluir a alguien, expulsarlo o no permitirle hablar, sin pagar un alto precio político.
Las acciones cívicas de los MDO se convierten en un bumerang, sea cual sea la decisión de las autoridades, al mostrar la incapacidad de sus funcionarios de mantener un debate público con aquellos que sostienen un discurso y una corriente de pensamiento que no discurre por los canales oficiales, y que además, está en perfecta armonía y conexión con el sentir popular. 
Es una obligación de los MDO que la gente en la calle comience a visualizar, quiénes son sus verdaderos representantes. Considerando el nuevo contexto político, económico y social que se vislumbra en Cuba, donde las máximas autoridades del país pronostican una profundización de la crisis económica en el corto y mediano plazo, esto supone un reto para los MDO, que deben tener como máxima prioridad capitalizar esta frustración y malestar que comienzan a experimentar amplios sectores de la sociedad cubana, que el pueblo tome conciencia de cuál es su verdadero origen y cuál es el camino que los conducirá a la salida de la crisis de una vez y para todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada