martes, 16 de agosto de 2016

UN DIA COMO HOY, EN LA HISTORIA DE CUBA.

POR: GUIJE CUBA

 Natalicios cubanos:




Milanés, José Jacinto: -Nació en Matanzas el 16 de agosto de 1814 y falleció el 14 de noviembre de 1863.

Guije.com - estudios en la cultura y la historia de Cuba El 16 de agosto en la Historia de Cuba

• 1896 -



- Desembarcó el “Dauntless” en Nuevas Grandes, Camagüey, mandada por el general Emilio Núñez y coronel Rafael Cabrera. Sigue mandada por el coronel Fernando Méndez Miranda hacia el embarcadero de Macíó, Oriente, a donde llegó el 23. Este barco llevó otras expediciones a Cuba.

• 1851 -

- Fusilamientos en Atarés.



Emeterio S. Santovenia en “Un Día Como Hoy” de la Editorial Trópico, 1946, páginas 463-464 nos describe los acontecimientos del 16 de Agosto de 1851 en la Historia de Cuba:

   “Narciso López se dirigió a Las Pozas, a poco de desembarcar en Playitas del Morrillo, el 12 de agosto de 1851, y dejó parte de las fuerzas expedicionarias llegadas en el Pampero custodiando el armamento y las provisiones de boca y guerra que no eran necesarias por el momento. Había de ser este retén elemento valiosísimo, según los planes que debió de concebir el caudillo para el mejor éxito de su empresa militar en Vuelta Abajo. El coronel norteamericano William L. Crittenden, lugarteniente de López, quedó al frente de los hombres y municiones dejados en las cercanías de Playitas.

   “La simultaneidad de las maniobras fue en las primeras horas felicísima para los invasores. Casi al tiempo en que López derrotaba en Las Pozas a los españoles que habían salido a su encuentro los expedicionarios a las órdenes inmediatas de Crittenden sostuvieron combate con el enemigo y salieron también triunfantes. Sin embargo, estaba a punto de sembrar el desorden en las filas insurgentes la actitud del propio coronel Crittenden, que en la noche del 13 se embarcó en cuatro lanchas, con los suyos, siendo todos capturados por los vapores españoles Cárdenas y Habanero, conducidos a La Habana y en masa fusilados y mutilados el 16 de agosto de 1851.

   “"Las fuerzas de Crittenden -escribió Vidal Morales y Morales- fueron vigorosamente atacadas en el Morrillo por las del comandante español Villaoz y, no habiendo podido obtener su unión con las de López, se embarcaron en cuatro lanchas con el objeto de salvarse, y andaban en solicitud de un buque americano cuando fueron sorprendidas en la pasa de Alacranes y en cayo Levisa por el vapor Habanero, que las engañó enarbolando la bandera americana. Los cincuenta y un prisioneros fueron conducidos a La Habana y ejecutados de diez en diez en la explanada de Atarés, sin previa formación de causa, concurriendo a presenciar tan horrible espectáculo los españoles residentes en la ciudad; y apenas ajusticiados, cayó sobre sus cadáveres una desenfrenada turba, mutilándolos horrorosamente."

   “La conducta observada por las autoridades coloniales de Cuba el 16 de agosto de 1851 pareció dictada por la moral privativa de un pueblo salvaje. Como empeñadas en desconocer elementales sentimientos de humanidad, no estuvieron conformes con la matanza llevada a cabo sin forma alguna de proceso y entregaron los restos mortales de las víctimas a la furia de gentes sin ley ni conciencia. Juan Clemente Zenea habló en vigorosas estrofas de la indignación que todo pecho honrado experimentó ante las feroces prácticas de que fueron teatro las faldas del castillo de Atarés. Los fusilamientos ejecutados en Atarés hicieron decir a un abogado de Illinois que Cuba sufría el peor gobierno del Mundo. Este abogado era Abraham Lincoln.”

- Más información relacionada con el trágico evento en Atarés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada