martes, 3 de mayo de 2016

El primer crucero entre EEUU y Cuba ya está en el puerto de La Habana


El buque Adonia en aguas de la Bahía de La Habana. (CUBADEBATE)
El buque Adonia, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, llegó a La Habana y abrió la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo, reporta EFE.
La embarcación, con 704 pasajeros a bordo, entre ellos una docena de cubanoamericanos, ya entró en la bahía de La Habana y al momento de redacción de esta nota realizaba las maniobras de atraque en la terminal de cruceros Sierra Maestra, situada en el centro histórico de La Habana.
Carnival, la mayor empresa de cruceros del mundo, promete a los viajeros de esta travesía una "experiencia de inmersión cultural" durante una ruta de siete días alrededor de la Isla, con una primera escala en La Habana, y las siguientes paradas en Cienfuegos, y Santiago de Cuba.
El Adonia zarpó el domingo de Miami alrededor de las 4:24 de la tarde con 704 pasajeros rumbo a La Habana. Es el primer crucero de Estados Unidos que toca La Habana desde que el ex presidente Jimmy Carter eliminó prácticamente todas las restricciones de viaje de Estados Unidos a la Isla a finales de la década de 1970.
Antes de enero de 1959, los cruceros viajaban con regularidad entre ambos países. Elegantes barcos zarpaban desde Nueva York y viajes de fines de semana, por 42 dólares la noche, salían dos veces por semana desde Miami, dijo Michael L. Grace, un historiador amateur en cruceros citado por la AP.
El Gobierno de la Isla cortó todo turismo de crucero en 2005 al poner fin a una asociación con la empresa italiana Silares Terminales del Caribe, mientras que Fidel Castro arremetió contra los viajes de cruceros durante un discurso televisado de cuatro horas y media, señala la agencia norteamericana.
"Vienen hoteles flotantes, restaurantes flotantes, teatros flotantes, diversión flotante, visitan los países para dejarles la basura, las latas vacías y los papeles por unos cuantos miserables centavos", dijo Castro en ese entonces.
Hoy, el Gobierno considera los cruceros una fuente fácil de ingresos que puede atraer a miles de turistas estadounidenses sin saturar más los llenos hoteles o exigiendo más al escaso suministro de alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada